CINEBLOG.NET

 

Una nueva mirada a las constantes temáticas, estéticas y filosóficas de los relatos de futuros distópicos sirven al autor y realizador debutante Andrew Niccol (guionista de “El show de Truman”, 1997, de Peter Weir, y director de “El señor de la guerra”, 2005, o “In Time”, 2011) para hablarnos a distintos niveles de la condición humana y del estado y el destino de la sociedad en la que vivimos. Todo un alegato a favor de la libertad personal y en contra del determinismo biológico y racional al que la ciencia pretende abocar a la humanidad en su busca de perfección. Un film de ciencia-ficción opresiva y aséptica dedicado a las imperfecciones y a los sueños, con un estupendo reparto (también con Uma Thurman, un siempre eficaz Elias Koteas, o veteranos como Ernest Borgnine o Alan Arkin), una banda sonora hipnótica de Michael Nyman y una estética que llevó la “La Fuga de Logan” y “Un mundo felíz” a los cánones y las tendencias de los 90.

En un futuro no muy lejano, donde los padres suelen modificar artificialmente los genes de sus bebés nonatos con el fin de hacerlos más competentes, Vincent Freeman (Ethan Hawke) es un joven que ha sido concebido de manera natural. Vincent suplantará la personalidad de otro (Jude Law) de mayor estrato genético para lograr su sueño de convertirse en astronauta.

“Gattaca” sabe recuperar el espíritu crítico de las grandes distopías sociales; conjugando un relato entretenido e interesante (un impecable thriller dramático de ciencia-ficción) con un discurso demoledor en torno a la sociedad actual y los peligros de la racionalización absoluta, de otorgar a las matemáticas, la estadística y el control de todo más importancia de la que deberían tener. La arquitectura orgánica de Frank Lloyd Wright, un diseño de producción futuristamente retro, simbologías visuales y argumentales de la genética (uno de los temas principales del film) y una serie de cuestiones éticas y morales de calado universal se entremezclan para configurar uno de los hitos modernos del cine de ciencia-ficción; una desafiante, elegante y atrevida mirada al presente desde el futuro.

 

– Para todos los que gusten de la ciencia-ficción de tesis humanista.

– Imprescindible para ver lo que nos espera si seguimos siendo unos capullos cuadriculados.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies