CINEBLOG.NET

 

Con su mejor film desde la mediática “Bowling for Columbine” (2002), Michael Moore arremete contra la sanidad estadounidense y su dependencia de las ganancias de la industria farmacéutica o de las poderosas compañías de seguros. Como en sus más reputados films (“Roger y yo”, 1989, “Fahrenheit 9/11”, 2004, “Capitalismo: Una historia de amor”, 2009), el trabajo de Moore trasciende su obvio partidismo para exponer una serie de datos y hechos incontestables que ponen en evidencia las supuestas buenas intenciones de los gobiernos (por extensión) con respecto a la ciudadanía. También como en sus otras obras, Moore se desenvuelve con su particular estilo, en el que los temas más peliagudos son tratados de una forma clara y entretenida que no desvirtúa el contenido (pero si que ayuda a que este pueda llegar a un número mayor de espectadores); haciendo de “Sicko” un film divertido y didáctico, a la vez que un arma arrojadiza contra la mercantilización de la política moderna.

Dejando un poco de lado el irónico humor de sus otros documentales, Michael Moore nos relata una serie de historias a través de EE.UU., testimonios de gente enfrentándose a sus enfermedades a la vez que son aplastados por un sistema sanitario corrompido por los intereses económicos de las grandes farmacéuticas. El director viaja también a Cuba y Europa para comparar (siempre bajo un punto de vista un tanto parcial que no enturbia lo que en realidad estamos viendo) los distintos sistemas logrando algunos momentos verdaderamente emotivos, otros sin duda graciosos y algunos escalofriantes.

Sin duda un valioso documento con el que aprenderemos muchas cosas (siempre es revelador asomarse a la sociedad estadounidense sin el deformado prisma de la ficción cinematográfica) al margen de las dudosas maneras cinematográficas del, no obstante, simpático y agudo director de Flint, Michigan; pero también una nueva comedia negra sobre los sinsabores de la administración de George W. Bush (némesis de Michael Moore sin el que paradógicamente no habría alcanzado la fama que tuvo a principios de siglo).

 

– Para amantes de la crítica cinematográfica al sistema.

– Imprescindible para apreciar mejor lo que tenemos la suerte de no vivir en USA.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR