CINEBLOG.NET

 

El hasta entonces guionista (“La cara sucia de la ley”, 1992, de Bill Duke) Henry Bean debutó como director (luego vendría “Sobrepasando el límite”, 2007) con uno de los films independientes más contundentes y recordados del siglo XXI. Apoyado en una soprendente interpretación de un casi desconocido Ryan Gosling (que con 21 años se quitó de encima para siempre el rol de actor juvenil); Henry Bean construye un agobiante retrato psicológico de la esquizofrenia y el fanatismo, basado en hechos reales, que no deja indiferente a nadie. Y es que “El creyente” es una reflexión acerca de la tolerancia y la igualdad que también sirve como metáfora del ambiguo mundo en el que vivimos; una sociedad donde nada es lo que parece y los mensajes contradictorios y la manipulación terminan por convertirnos a todos en individuos con problemas psicológicos, frustrados y desorientados.

Danny Balint (Ryan Gosling) es un estudiante de la escuela judía de Nueva York a la vez que también comienza a acercarse a los ambientes neo-nazis de la ciudad. Pronto se convierte en un líder nazi, lo que comienza a hacer mella en su cerebro. La dualidad entre estudiar la Torah y querer exterminar a los judíos desembocará en tragedia.

Tanto la hipnótica, visceral interpretación de Ryan Gosling en su primer protagonista cinematográfico, como las osadías temáticas y formales de Henry Bean, fueron elogiadas y premiadas en festivales de todo el mundo (de Sundance a Moscú); demostrando que “El creyente” trasciende con mucho el mero atractivo de su chocante premisa: ‘judio-que-se-hace-nazi’ (por otro lado sorprendentemente creíble). El film de Henry Bean es provocador, polémico y emocionante, intenta despertar una serie de dilemas morales en el espectador (el odio del protagonista hacia los judíos viene por no entender cómo pudieron ser tan débiles como para dejarse masacrar, más que por las razones dadas por Hitler); desarrollar un complejo discurso en torno al antisemitismo que si bien nunca se olvida si que peca un tanto de superficial cuando se profundiza en el.

 

– Para cualquiera interesado en el submundo de los neo-nazis.

– Imprescindible para los que se pregunten de dónde ha salido el actor de “Drive” y “La la land”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies