CINEBLOG.NET

 

Muchos lo intentan todos los años en innumerables producciones de serie B, pero pocos alcanzan la genialidad de este disfrutable y desorbitado festival de sangre, armas, monstruos, virus, erotismo, acción, humor, terror y guiños varios de “Planet Terror”; homenaje al cine de explotación de los 70 con el que el insobornable director de género Robert Rodríguez (“El mariachi”, 1992, “Abierto hasta el amanecer”, 1996, o “Sin City”, 2005), y su kilométrico reparto, disfrutaron como niños. Con geniales roles secundarios como el desagradable militar interpretado por Quentin Tarantino o el prototípico teniente al que da vida Bruce Willis, un guión que va del absurdo a lo sencillamente gratuito y unos efectos especiales acordes con las sucias intenciones de Rodríguez, “Planet Terror” es ya una de las mejores y más barrocas obras maestras del cine de explotación posmoderno.

La fuga de un peligroso gas provoca que quien lo inhala se convierta en un purulento y violento zombie hambriento de carne humana. Una stripper (Rose McGowan) y su exnovio (Freddy Rodríguez) liderarán un bizarro equipo (compuesto entre otros por unas sanguinarias y sexis canguros gemelas) que intentarán poner fin a la plaga.

Concebida como parte de una sesión doble que recuperaba el espíritu de cine barato de los 70 (junto a “Death Proof”, 2007, de Quentin Tarantino); acompañada de divertidos trailers falsos a manos de directores afines como Eli Roth, Rob Zombie o Edgar Wright (aunque a los cines españoles solo llegaría el que dio lugar al film “Machete”, 2010); una banda sonora, compuesta por el polifacético (guionista-productor-fotógrafo-montador) Rodríguez (además de una versión de Dead Kennedys, que reafirma su espíritu punk), que se mira en las inquietantes melodías de otro gran ‘director de género’-‘compositor atmosférico’: John Carpenter; sus descacharrantes efectos especiales digitales (junto con su maquillaje gore); y su condición de frenético, refrescante y descerebrado entretenimiento; hacen de “Planet Terror” una celebración orgiástica de las virtudes del cine palomitero para mayores de 18 años.

 

– Para fans del cine de terror sin complejos de los años 70.

– Imprescindible para los buscadores de referencias en el cine de género… y más allá.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies