CINEBLOG.NET

 

El actor, director, guionista y productor Vittorio de Sica (“El limpiabotas”, 1946, “El ladrón de bicicletas”, 1948, o “Umberto D.”, 1952) había sido uno de los fundadores del Neorrealismo Italiano en los años 40, y 20 años después de su debut aún seguía en la brecha con films como “Dos mujeres”. Drama estremecedor con la II Guerra Mundial de fondo, con una soberbia Sophia Loren (que ganó el primer Oscar a una actriz en un idioma que no fuese inglés) y un insobornable afán por mostrar la realidad social italiana. Basada en una novela (escrita solo dos años antes) de un especialista en mostrar la hipocresía y el desapego de la realidad de la sociedad moderna, Alberto Moravia; “Dos mujeres” supone un retrato emotivo y contundente de la crueldad de la guerra, además de un sobresaliente film en torno al clásico tema de la ‘madre coraje’; una mordaz crítica social repleta de imágenes bellísimas.

Durante la ocupación alemana de Italia, Cesira (Sophia Loren) vive en Roma con su hija de 13 años Rosetta (Eleonora Brown). Pero el peligro inminente de la Guerra la hace huir con su hija al sureste de la capital, a la casa de unos parientes en los montes de la Ciociaria. Allí conocerá a Michele (Jean-Paul Belmondo) un idealista combativo con quien tiene un romance. Pero pronto el avance del fascismo trastocará su felicidad.

La onceaba colaboración entre De Sica y el guionista Cesare Zavattini estuvo a punto de convertirse en film hollywoodiense dirigido por George Cukor (Carlo Ponti iba a producirla para la Paramount); y eso se nota en su aliento dramático, su excelente recreación y su poderosa puesta en escena. Pero la huella de De Sica y Zavattini es omnipresente, con su estremecedor realismo (actores no profesionales, escenarios reales, …) y su sentida preocupación por el estado de la sociedad. Y es que “Dos mujeres” es una intensa parábola sobre Italia durante los últimos acordes de la II Guerra Mundial y sobre como los conflictos bélicos y el fascismo hieren y corrompen (física y moralmente) para siempre los lugares por donde pasan.

 

– Para los amantes del cine como ventana a la vida real.

– Imprescindible para conocer a la mítica Sophia Loren en todo su esplendor interpretativo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies