CINEBLOG.NET

 

Aunque raramente reconocido como el auténtico autor cinematográfico de culto que es, el realizador (guionista, productor, montador o director de fotografía) especializado en cine de género Don Coscarelli (“El señor de las bestias”, 1982, “Bubba Ho-Tep”, 2002, o “John muere al final”, 2012) saltó directamente al olimpo del cine de terror moderno con esta imaginativa serie B rodada con menos de 300.000 dólares (con el padre de Coscarelli como máximo inversor), actores no profesionales y un equipo técnico con escasa experiencia. Don Coscarelli, que entonces tenía 25 años, consigue superar parcialmente estas desventajas para confeccionar una siniestra historia entre el horror fantástico y la ciencia-ficción que con aire un tanto onírico (tal vez consecuencia de su dilatado y discontinuo rodaje) mezcla sin prejuicios el ‘gótico americano’, los terrores infantiles, el sentimiento de pérdida, los ‘mad doctors’ y cierta reflexión en torno a la muerte.

Tras perder a sus padres, Mike (A. Michael Baldwin) un chico de 13 años de un pequeño publo de Oregon, es testigo de como un misterioso hombre alto vestido de negro roba el ataud de un amigo recientemente fallecido de su hermano Jody (Bill Thornbury). Pero cuando Mike se lo cuenta a su hermano este no lo cree.

Cuando se ha superado su aspecto de cine independiente setentero, su condición de ‘cine cutre’ y su deslavazado argumento; el espectador ya está en disposición de disfrutar de lo lindo con esta extravagante ‘guilty pleasure’ que también cuenta con una pegadiza banda sonora inspirada en el tenebroso rock progresivo de los Goblin (“Rojo oscuro”, 1975, de Dario Argento) y el inquietante Mike Oldfield de “El exorcista” (William Friedkin, 1973). Mucha gente considera “Phantasma” simplemente una mala película, es técnicamente pobre (aunque con unos ‘buenos’ efectos especiales obra del también coproductor Paul Pepperman) y argumentalmente desconcertante; pero tiene una lograda atmósfera, un villano memorable (‘the Tall Man’) y un encanto que la ha convertido en film de culto y ha provocado hasta cuatro entretenidas secuelas (la última en 2016).

 

– Para amantes del cine de terror de serie B.

– Imprescindible para coleccionistas de iconos del cine de terror moderno.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies