CINEBLOG.NET

 

Cineasta controvertido y poco convencional, Marcel Ophüls (hijo del famoso director Max Ophüls) ha dedicado la mayor parte de su carrera a indagar en la historia reciente con ansias de crítica, y de desvelar las injusticias más flagrantes, con una serie de despiadados y concienzudos films que abrieron el camino al documental moderno (estudioso de las causas y consecuencias de la II Guerra Mundial en films como “The memory of justice”, 1976, u “Hôtel Terminus”, 1988, por la que logró el Oscar). Tras rodar el documental “Munich ou la paix pour cent ans”, 1967, en el que profundizaba en los ‘Acuerdos de Munich’ mediante los cuales Alemania se anexionó parte de Checoslovaquia, Marcel Ophüls recibió de la televisión francesa el encargo de hacer una película conmemorando la liberación de la Francia ocupada en la II Guerra Mundial.

La ambición del director alemán por mostrar la verdad sin cortapisas lo llevó a confeccionar un documento cinematográfico de más de 4 horas en el que a base de entrevistas a supervivientes de diversas nacionalidades e imágenes de archivo se dedicaba a desmitificar el heróico papel de la ‘resistencia francesa’; explorando el colaboracionismo que existía con los nazis, incluso desde el gobierno.

La televisión rechazó aquel material y Ophüls decidió estrenarla en cine, convirtiéndose en una de las películas fundamentales de los extintos cines de arte y ensayo que poblaban las grandes ciudades durante los años 70. Con unas maneras y razones tan contundentes como inequívocas, Marcel Ophüls acusa de antisemita (de cazar judíos como mandaba el Fuhrer), anglófobo y anticomunista (pactaron con los alemanes por miedo a los ingleses y a los rusos) al Gobierno de Vichy (el que se instauró como armisticio con el II Reich); de entregar a luchadores contra la ocupación a las tropas alemanas y repartirse los territorios franceses con los invasores nazis. Ophüls puso el dedo en la llaga, destapando con osadía el período más oscuro de la historia reciente del país de la libertad, igualdad y fraternidad, sin sensacionalismos ni ambigüedades.

 

– Para cualquier interesado en la historia europea reciente.

– Imprescindible para poner en duda cualquier verdad histórica oficial.

 

FOTO DE RODAJE

Marcel Ophüls, como entrevistador, en “La tristeza y la piedad”.

 

FOTOGRAMA

Fotograma de ‘La tristeza y la piedad’.

 

ART WORK

Cover de la edición Blu-Ray USA de ‘La tristeza y la piedad’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies