CINEBLOG.NET

 

Curtido como animador y director de cartoons para Terrytoons (las Urracas Parlanchinas o Super Ratón) o en series como “Spider-Man” (1967-70), y responsable del auge de la animación para adultos durante los años 70 y 80; el siempre atrevido Ralph Bakshi (“El señor de los anillos”, 1978, “American Pop”, 1981, o “Tygra: Hielo y fuego”, 1983) debutó en el largometraje con esta controvertida comedia dramática en torno al sexo, las drogas y la contracultura de finales de los 60 (basada en los cómics de Robert Crumb) que se convirtió en el primer film de animación clasificado X en EE.UU. Bakshi replica con acierto (gracias a un estupendo equipo de animadores entre los que se encontraban clásicos como Dick Lundy o Norm McCabe) los trazos de Crumb, creando un mundo entre la psicodelia y el retrato satírico-social tan entretenido como crítico, visualmente sugerente y argumentalmente incisivo (al menos para la época).

El film sigue los pasos de Fritz, un gato antropomórfico que vive en Nueva York. Harto de su monótona vida, Fritz se ve envuelto en una serie de incidentes que lo llevarán a una vorágine de delincuencia, drogas y revolución.

A pesar de que Robert Crumb renegó de la película (no compartía el tono político que le imprimió Bakshi), “El Gato Fritz” fue un éxito mundial, convirtiéndose en el film de animación independiente más taquillero de la historia; cambiando el panorama de los dibujos animados para siempre (¿quien se atrevía a decir que eran solo para niños?) gracias a su osadía formal y temática. Amor libre, fiestas monumentales, jazz clásico (Charles Earland, Cal Tjader o Billie Holiday), cerdos policías, homenajes malintencionados a la todopoderosa Disney, ironía sangrante y la carismática presencia de uno de los iconos más reconocibles del cómic underground americano, son elementos suficientes para pasar por alto algunos evidentes defectos de esta inolvidable herramienta de provocación (con más que ver con los cínicos 70 que con los idealistas 60). Hubo una irregular secuela: “The Nine Lives of Fritz the Cat” (Robert Taylor, 1974).

 

– Para amantes del cine contracultural.

– Imprescindible para amantes de la animación para adultos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies