CINEBLOG.NET

 

Aunque su labor como director ha sido más que notable (“Un puente lejano”, 1977, “Grita libertad”, 1987, o “Chaplin”, 1992), el veterano actor inglés Richard Attenborough siempre será reconocible para el gran público por ser el millonario que financia “Parque Jurásico” (Steven Spielberg, 1993). Con “Gandhi”, uno de los films más premiados y prestigiosos de los 80, recuperaba el pulso narrativo y la complejidad conceptual de las superproducciones de los 50 y 60 en su quinta, y más lograda, película como realizador. Así, la ambiciosa y espectacular película de Attenborough (que incluye la secuencia con más extras de la historia del cine: 300.000) consigue mezclar la excelencia artística (gran fotografía, minucioso en vestuario y dirección artística, …) con el valor histórico (su mirada a la disolución del Imperio Británico) y un interesante retrato psicológico de uno de los personajes más icónicos del siglo XX.

Tras defender con la no-violencia la igualdad de derechos en Sudáfrica, Gandhi (un soberbio trabajo interpretativo de Ben Kingsley) decide regresar a su tierra natal, India, para oponerse al Imperio Británico y lograr la independencia del país.

Técnicamente impecable tanto en secuencias multitudinarias como en interiores íntimos (gran trabajo de cámara y de montaje); con un adecuado reparto plagado de estrellas británicas (Edward Fox, John Gielgud, Trevor Howard, …), estadounidenses (Candice Bergen interpretando a la fotógrafa Margaret Bourke-White, Martin Sheen, …) e indias (Amrish Puri, Neena Gupta, Om Puri, …); y una épica banda sonora del gurú hindú de los 60 Ravi Shankar (colaborador también del mítico Satyajit Ray desde “Pather Panchali”, 1955); esta oda a la libertad, a la no-violencia y a la autodeterminación de los pueblos se erige como la última superproducción inglesa al estilo de David Lean además de como un excelente documento de la primera mitad del siglo XX que arrasó en los Oscars (8 premios, incluidos película, director, actor, guión o fotografía) y terminó de afirmar a Mahatma Gandhi en el imaginario colectivo.

 

– Para admiradores de la seriedad y profesionalidad de las superproducciones de antaño.

– Imprescindible para interesados en la historia reciente como causa del estado actual.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies