CINEBLOG.NET

 

El a menudo desconcertante David Lynch volvió al surrealismo más sugerente (tras el realismo lineal de “Una historia verdadera”, 1999) con esta estilizada película de compleja (o caótica) estructura narrativa, repleta de metáforas oníricas y abierta a múltiples interpretaciones. El director de “Corazón Salvaje” (1990) busca ir directamente a los sentidos sin pasar por la razón, navegando entre lo visual y lo conceptual con la misma capacidad para provocar extrañeza. Alejándose premeditadamente de la lógica interna, Lynch propone en este thriller con trasfondo metacinematográfico una serie de secuencias e imágenes que saltan de lo lineal a lo meramente evocador (para la posteridad queda la famosa escena de sexo lésbico entre las protagonistas) construyendo, más que una trama concreta, una serie de estados de ánimo que van de la excitación al vértigo, de la incertidumbre a la tristeza.

El film nos presenta a Betty (Naomi Watts), una aspirante a actriz que acaba de llegar a Los Angeles y vive en el apartamento de su tía. Un día conoce a la misteriosa Rita (Laura Harring), la cual no recuerda nada tras haber sufrido un accidente en Mulholland Drive. Juntas irán siguiendo pistas para averiguar la verdadera identidad de Rita.

Rodada en 1999 con el propósito de servir de episodio piloto para una nueva serie, Lynch terminó alargando el film hasta casi dos horas y media; regalando al espectador más comprometido con el difícil estilo del director de “Terciopelo azul”, una de las experiencias cinematográficas más interesantes del siglo XXI. “Mulholland Drive” es pura filosofía cinematográfica, un discurso plagado de preguntas sin respuesta, imprecisión narrativa y sinsentidos; un irónico juego que utiliza la arbitrariedad propia del manifiesto surrealista como herramienta para hacer un comentario irónico acerca del mundo del cine (podemos considerarla la versión Lynch de “El crepúsculo de los dioses”, 1950, de Billy Wilder), con innumerables referencias al ‘cine dentro del cine’ clásico (y a Fellini, Godard, Bergman, …) y a la propia obra de Lynch.

 

– Para los que estén dispuestos a dejarse llevar por el torrente surreal de David Lynch.

– Imprescindible para amantes del cine experimental más multitudinario.

 

FOTO DE RODAJE

Laura Harring & Justin Theroux frente a David Lynch en el set de “Mulholland Drive”.

 

BANDA SONORA

Rebekah Del Rio, ‘Llorando (Crying)’: https://www.youtube.com/watch?v=uHQnb3HS4hc.

 

ART WORK

Grzegorz Domaradzki – ‘Mulholland Dr.’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies