CINEBLOG.NET

 

Basada en la novela “A Stone for Danny Fisher” de Harold Robbins (un drama pugilístico que aquí cambió el boxeo por la música), “El barrio contra mi” es probablemente la mejor película musical de Elvis Presley como actor, la confirmación de que efectivamente podía actuar (su mejor interpretación: el western “Estrella de fuego”, 1960, de Don Siegel). Y es que este drama musical aderezado con cine negro y cierta reivindicación social trasciende el mero vehículo comercial para explotar la fama de Elvis. Gracias a la maestra dirección de Michael Curtiz (“Robín de los bosques”, 1938, “Casablanca”, 1942, o “Alma en suplicio”, 1945), secundarios como el genial Walter Matthau (además su resorte amoroso no es una simple cara bonita) y un guión con más sustancia de lo que predominó en la filmografía de Elvis; el film se erige como una apreciable y entretenida pieza cinematográfica, además de un documento inestimable de la revolución adolescente de los 50, liderada por el rock & roll.

Danny Fisher (Elvis Presley) es el hijo de una familia marcada por la muerte de la madre. Danny tiene problemas en el instituto y además comienza a involucrarse en pequeños robos. Lo único bueno que le ha pasado es conocer a Ronnie (Carolyn Jones).

Tras el éxito de “El rock de la cárcel” (Richard Thorpe, 1957), Elvis, que ya era un fenómeno de masas (lo que dificultó el rodaje), volvía a explotar su imagen de chico rebelde, inadaptado, con corazón tierno y asilvestrado talento musical (un James Dean de los clubs nocturnos); luciéndose con clásicos como ‘King Creole’ (título original del film), ‘Trouble’ o ‘Hard Headed Woman’. Pero al margen del solvente Rey del Rock, “El barrio contra mi” nos sumerge a través de la magnífica fotografía en blanco y negro del gran Russell Harlan (“Matar a un ruiseñor”, 1962) en una historia de superación a base de barrios bajos, clases humildes, ambiente criminal, … Tal vez no estemos ante una obra maestra, pero si que es un hito del cine musical roquero, además de una de las mejores películas protagonizadas por una estrella de la música.

 

– Para amantes de los dramas sociales clásicos… y del rock & roll.

– Imprescindible para acercarse a la carrera cinematográfica de Elvis Presley.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies