CINEBLOG.NET

 

Después del éxito de su primera experiencia americana, “Único testigo” (1985), el australiano Peter Weir (“Picnic en Hanging Rock”, 1975, “El club de los poetas muertos”, o “El show de Truman”, 1998) volvió a unirse a Harrison Ford; pero esta vez para acercarse a una historia más difícil e incómoda tras la que se encontraba el siempre turbador y atormentado Paul Schrader (“Taxi Driver”, 1976, o “American Gigolo”, 1980), adaptando la novela homónima de Paul Theroux. Así, “La Costa de los Mosquitos” es un film de aventuras dramático-apocalíptico, una reflexión sobre el hombre y la naturaleza, la tecnología y la obsesión, la paternidad y la pérdida de la inocencia; además de un recital interpretativo, en bellos entornos selváticos que pusieron a prueba al equipo de rodaje, difícil de olvidar. Todo imbuido por una ambigua crítica que nos habla de los problemas para conservar la cordura en un mundo hipócrita, irracional y alienante.

Allie Fox (Harrison Ford) es un granjero e inventor al que no le gusta mucho el rumbo que la sociedad estadounidense está tomando. Un día coge a su esposa (Helen Mirren) y a sus hijos (el malogrado River Phoenix interpreta al hijo mayor), compra unas tierras en medio de la jungla centroamericana y se traslada allí. Así consiguen convertir un pequeño poblado aislado del mundo en un paraíso… pero la felicidad no dura eternamente.

A pesar de las grandes ambiciones (solo en parte alcanzadas) conceptuales, visuales y narrativas de “La Costa de los Mosquitos”, la fuerte y algo desequilibrada personalidad de un protagonista antisocial y ‘fitzcarraldiano’ que no está del todo equivocado (unido a que está interpretado por uno de los iconos del star system de la época), al frente de un argumento que pone en tela de juicio la estabilidad de la sociedad moderna; alejaron al público americano de este interesante retrato psicológico de la locura y el miedo al fin del mundo en el que hay lugar para la crítica a la religión, el colonialismo y muchas cosas más. Un clásico de los 80 que inició a la generación de los videoclubs al cine de autor.

 

– Para amantes de las aventuras en la jungla.

– Imprescindible para los que quieran ver a Harrison Ford luciéndose como actor.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies