CINEBLOG.NET

 

Basada en los pupulares cómics italianos, creados por las hermanas Angela y Luciana Giussani, “Diabolik” (publicados desde 1962 a 2013); el proyecto nació como un film episódico dirigido nada menos que por Federico Fellini, Ingmar Bergman y Akira Kurosawa. El rodaje comenzó como una superproducción de elevado presupuesto y estrellas europeas. Pero el productor Dino De Laurentiis, insatisfecho con los resultados, decidió reescribir el guión, reducir el presupuesto en más de la mitad y fichar a un nuevo director: el veterano cineasta especializado en cine de terror Mario Bava (“La máscara del demonio”, 1960, “Las tres caras del miedo“, 1963, o “Semáforo rojo”, 1974). El resultado fue un delirio psicodélico, con una total falta de prejuicios, que rehuye cualquier clase de realismo para sumergir al espectador en una auténtica experiencia estética; en un festival kitsch de pop art, acción, sensualidad, crimen y comedia en el que se combinan la figura del antihéroe, las ‘Heist Movies’, los ladrones de guante blanco, el cine policíaco, el cine de espías, …

El film sigue las peripecias de Diabolik (John Phillip Law) y Eva Kant (Marisa Mell), una pareja de sofisticados ladrones que se sirven de diversos vehículos, disfraces y gadgets para llevar a cabo sus robos.

Aunque Diabolik está en el lado opuesto de James Bond, comparte con este su estilo de vida repleto de acción, chicas guapas y coches de lujo; pero ni siquiera esto consiguió que “Diabolik” fuese un éxito en el momento de su estreno (con el tiempo ha sido revalorizada y convertida en película de culto). Y es que los numerosos enfrentamientos durante el rodaje entre Bava y De Laurentiis (que quería rebajar el nivel de violencia, haciéndola más comercial y accesible) o el hecho de que parte del reparto, equipo técnico o escenarios fuese reciclado del rodaje de “Barbarella” (otra adaptación de cómic producida por De Laurentiis) no empañan las virtudes de esta joya fallida pero hermosa, inclasificable y única, con banda sonora de Ennio Morricone y un despliegue visual inolvidable.

 

– Para amantes del cine psicodélico de finales de los 60.

– Imprescindible para coleccionistas de las adaptaciones de cómic más originales de la historia.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies