CINEBLOG.NET

 

El siempre independiente Abel Ferrara, cambió de tercio, con respecto a sus sórdidas crónicas de una Nueva York podrida y suburbial (“Ángel de venganza”, 1981, “El rey de Nueva York”, 1990, o “Teniente Corrupto”, 1992), con este crudo drama criminal-gangsteril, sin apenas acción, de intenciones clásicas y resultados postmodernos, que profundiza en las mentes atormentadas de sus personajes con acierto y sin piedad. “El funeral” es un atípico ejercicio de estilo en el que la mafia funciona más bien como excusa para contar un violento drama familiar (gracias a un portentoso elenco de secundarios como Isabella Rossellini, Annabella Sciorra, Victor Argo o Gretchen Mol) muy bien apoyado en una excelente ambientación que consigue una atmósfera opresiva que explota en el brutal clímax final.

Chez (excelente Chris Penn) y Ray (Christopher Walken) Tempio se reunen con la familia en el funeral de su hermano pequeño Johnny (Vincent Gallo), al cual parece haber asesinado el capo rival Gaspare Spaglia (Benicio del Toro). Por medio de flashbacks veremos el pasado de los hermanos, sus relaciones y cómo llegaron al momento presente, en el que la venganza parece inevitable.

A pesar de que su argumento puede resultar un tanto previsible y la estructura narrativa tampoco tiene nada nuevo, Ferrara consigue algunos de los momentos más inspirados de su carrera recorriendo los entresijos de la familia protagonista con ese tono marcadamente moral que llevó al director de “The Addiction” (1995) a ser considerado el nuevo Martin Scorsese. Ferrara intenta alejarse de los estándares habituales del cine de gangsters (y más aún de la moda del neo-noir posmoderno inaugurada por Tarantino con “Pulp Fiction”, 1994), profundizando en otra de sus especialidades: incomodar al espectador. Y es que “El funeral” es visceral y apasionada, cruda y claustrofóbica, sin la idealización habitual hacia la mafia que solemos encontrar en productos similares, no hay glamour ni romanticismo; y profundamente reflexiva en su delimitación de la psicología de los personajes y en sus relaciones.

 

– Para amantes del cine de gangsters que quieran algo distinto.

– Imprescindible para los que se preguntan donde fue a parar el gran cine independiente americano de finales de los 80 y principios de los 90.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies