CINEBLOG.NET

 

El final de una de las décadas más revolucionarias del cine español nos trajo la unión de dos de las personalidades cinematográficas más sarcásticas y corrosivas del cine europeo. Y es que la primera generación de directores formados en la Escuela Oficial de Cine (Luis García Berlanga, Juan Antonio Bardem, …) allanaron el camino, con su realismo y su crítica social, a la sangrante ironía del guionista Rafael Azcona (“Plácido”, 1961, o “El verdugo”, 1963) y el director italiano Marco Ferreri (“El cochecito”, 1960, o “La gran comilona”, 1973), que en sus inicios ya mostraban sus dotes para el esperpento y la sátira. Basada en una novela del propio Azcona, “El pisito” es un cáustico retrato de la sociedad española de los 50; un grotesco drama cargado de humor negro que mezcla momentos realmente divertidos con situaciones crueles y un tono desesperanzado; un impagable documento sobre el Madrid anterior a la explosión económica de los 60.

Petrita (Mary Carrillo) y Rodolfo (José Luis López Vázquez) llevan ya doce años de noviazgo y siguen sin poder casarse porque no tienen dinero para comprarse un piso. Rodolfo se casará con Doña Martina (Concha López Silva), una anciana enferma, para heredar su casa cuando esta muera. Pero Doña Martina no parece querer morir.

Marco Ferreri, heredero del Neorrealismo italiano, encajó a la perfección en el comprometido cine español de la época; sumergiendo como pocos al espectador en una sociedad española aún empobrecida, que parece que comienza a remontar económicamente gracias a las ayudas internacionales (pero Rafael Azcona parece decirnos: ‘¿a costa de qué?’); donde el éxodo rural a las grandes ciudades provocaba escasez de casas en Madrid. Visual y técnicamente neorrealista (a su estupendo reparto protagonista los acompañaban una buena cantidad de actores no profesionales), conceptualmente crítica y esperpéntica, “El pisito” es un hito indeleble del cine español cuyos valores se extienden de lo histórico a lo cinematográfico, de lo sociológico a lo político, de lo artístico a lo humano.

 

– Para entender la España de los 50.

– Imprescindible para amantes de las comedias sociales más radicales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies