CINEBLOG.NET

 

El siempre efectivo pero irregular Edward Zwick (productor, director y guionista) demostró sentirse como pez en el agua en un género (la épica histórica reciente) que le daría sus mejores resultados en taquilla (“Leyendas de Pasión”, 1994, “El último samurai”, 2003, o “Diamante de Sangre”, 2006). Y es a pesar de ser una superproducción de segunda (sin grandes estrellas, financiada al margen de los grandes estudios, …), gracias a un excelente y heterogéneo reparto, una soberbia fotografía (Freddie Francis logró su segundo Oscar 30 años después de “Hijos y amantes”, 1960) y una potente historia, “Tiempos de gloria” logra superar a otros productos aparentemente más importantes. Film antibelicista que aboga por la igualdad de razas y que a la vez ofrece un espectacular despliegue técnico en unas cuidadas y poderosas secuencias de batalla.

El film cuenta la historia del 54º Regimiento de Infantería de Voluntarios de Massachusetts liderado por el Coronel Robert Gould Shaw (Matthew Broderick en uno de sus papeles más graves), el cual estaba formado por voluntarios y de raza negra.

Partiendo argumentalmente de una novela de Peter Burchard basada en las cartas del General Shaw, y visualmente del monumento levantado en Boston en honor al 54º Regimiento; el guionista Kevin Jarre (artífice de la historia de “Rambo: Acorralado parte II”, 1985, de George P. Cosmatos), apoyado en el buen pulso de Zwick, se convirtió en el primer film comercial en relatar el papel de los soldados negros en la Guerra Civil americana. Los problemas de integración y la superación de estos antes de conseguir entrar en batalla guían esta película por la que Denzel Washington logró su primer Oscar (al mejor actor secundario) y que cuenta con Morgan Freeman, Cary Elwes o Cliff De Young entre otras muchas caras conocidas. Los exaltantes y dramáticos acordes de James Horner, unidos a la excelente recontrucción (vestuario, diseño de producción, …) y narración (gran montaje, sonido, …), envuelven las buenas intenciones de esta olvidada joya del cine bélico de los 80.

 

– Para los que gustan de los buenos sentimientos en entornos hostiles.

– Imprescindible para los amantes del cine bélico más comprometido, según Hollywood.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies