CINEBLOG.NET

 

Durante la década de los 70, Wes Craven se había forjado un reputación como maestro del mal rollo con films como “La última casa a la izquierda” (1972) o “Las colinas tienen ojos” (1977), en las que utilizaba una suerte de violento ‘cinema veritè’ para crear angustia y terror en el espectador. Pero el éxito multitudinario le llegó gracias a la ingeniosa “Pesadilla en Elm Street”, una vuelta de tuerca al ‘slasher’ ochentero y adolescente (sangriento subgénero ejemplificado en “La noche de Halloween”, 1978, o “Viernes 13”, 1980) cuya secuencia inicial ya deja claro que no va a faltar gore, sexo y violencia; que presentó por primera vez a uno de los ‘psycho killers’ más carismáticos del cine de terror moderno. Difuminando con habilidad los límites entre lo real y lo soñado, Craven introduce una inseguridad en el espectador que potencia el suspense y la incertidumbre; dando lugar además a una serie de ardides argumentales que llenan la trama de equívocos varios y giros de guión.

Una serie de jóvenes comienzan a tener pesadillas muy reales con un sádico con manos de cuchillas llamado Freddy Kruger (Robert Englund). Sus padres los toman por locos, pero parecen saber más de lo que dicen.

Uno de los grandes aciertos de Wes Craven (que volvería al género con “Scream”, 1996) es colocar al psicópata en el mundo de los sueños; puedes evitar ir al campamento de Crystal Lake pero no puedes evitar dormirte en algún momento. Esto intensifica la impotencia de esos adolescentes que han de pagar los errores de sus mayores en esta archiconocida historia de venganza desde ultratumba a ritmo de sintetizadores ochenteros que da lugar a secuencias inolvidables (como la de Heather Langenkamp en la bañera) y toda una serie de referencias sexuales, freudianas y oníricas que dan ambigüedad y complejidad a este film que supuso el debut de Johnny Depp como novio de la protagonista. En las siguiente entregas el carácter de Freddy Krueger se iría haciendo cada vez más irónico, convirtiéndose en una especie de humorista del infierno, haciendo chistes malos mientras tortura a sus víctimas.

 

– Para los coleccionistas de hitos del cine de terror moderno.

– Imprescindible para los que saben de lo que es capaz el terror adolescente.

 

FOTO DE RODAJE

Wes Craven junto al joven reparto (Jsu Garcia, Amanda Wyss, Heather Langenkamp & Johnny Depp) de “Pesadilla en Elm Street”.

 

BANDA SONORA

Charles Bernstein, ‘Main Theme’: https://www.youtube.com/watch?v=AxU8veeydI4.

 

ART WORK

Mike Saputo – ‘A Nightmare on Elm Street’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies