CINEBLOG.NET

 

Prolífico como pocos, Rainer W. Fassbinder (“Todos nos llamamos Alí”, 1974, o “La ley del más fuerte”, 1975), el ‘enfant terrible’ del Nuevo Cine Alemán, llegó al último tramo de su vida (murió de sobredosis en 1982) manteniendo intacta su reputación. Por un lado la de su tumultuosa y autodestructiva vida privada; y por otro la de una obra cinematográfica sensible a los problemas de las clases bajas y los inadaptados de la sociedad, profundamente cinéfila, intelectualmente estimulante, políticamente comprometida y moralmente provocadora. “El matrimonio de Maria Braun” fue uno de los más exitosos y accesibles films de Fassbinder (inicio de su trilogía sobre la República Federal Alemana, completada por “Lola”, 1981, y “La ansiedad de Veronika Voss”, 1982); una alegoría político-social que también es un catálogo de los gustos cinéfilos de Fassbinder: del expresionismo tardío de Josef von Sternberg o de los melodramas clásicos (sobre todo Douglas Kirk) a Jean-Luc Godard.

Tras quedarse viuda de un soldado alemán durante la II Guerra Mundial, Maria Braun (espléndida Hanna Schygulla) se ve obligada a buscarse la vida en un bar frecuentado por estadounidenses, allí entablará una relación con un soldado llamado Bill (George Byrd).

Maria Braun es Alemania (un retrato femenino de primera línea, con un conflicto interno que es el de todo un país), un personaje que esconde tras sus lujos exteriores una herida moral inolvidable. Y es que “El matrimonio de María Braun” es una dramática parábola sobre la Alemania posterior a la II G.M., época de crecimiento económico en la que parecía predominar cierto sentimiento de olvidarse del pasado y medrar social y económicamente a cualquier precio. Fassbinder critica ese ‘olvido histórico’, y parece querer decir que quien no se acuerda de su pasado está condenado a repetirlo. Si además los apartados técnicos y artísticos están a la altura de las ambiciones del director, el resultado es una obra maestra que dio a conocer el ‘Nuevo Cine Alemán’ (Wim Wenders, Werner Herzog, Volker Schlöndorff, …) en el mundo.

 

– Para amantes de los melodramas sociales más profundos.

– Imprescindible para conocer a una de las más arrebatadoras personalidades cinematográficas del siglo XX.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies