CINEBLOG.NET

 

Producida por el manager de los Beatles Allen Klein (John Lennon lo convenció tras ver “El Topo”, 1970), esta obra cumbre del surrealismo esotérico volvió a demostrar el talento todoterreno del inclasificable maestro de la psicomagia Alejandro Jodorowsky (“Fando y Lis”, 1968, “Santa sangre”, 1989, o “Poesía sin fin”, 2016). Visualmente psicodélica y conceptualmente metafísica, mística y épica, “La montaña sagrada” se inspira en el Eneagrama de la personalidad (una teoría que describe nueve tipos de personalidad y sus interrelaciones, funcionando también como vía de superación personal) para desarrollar la transgresión, la blasfemia, la crítica, la osadía y la intensidad, pero sobre todo la libertad, de un realizador (productor, actor, compositor, guionista, montador, …) que trasciende lo puramente cinematográfico. “La montaña sagrada” es un relato de aventuras que no deja indiferente a nadie, donde las imágenes y la ideas se combinan en un inabarcable festival de simbolismos; uno de esos films que se odian o se aman.

Junto a un grupo de siete poderosos seres, un misterioso vagabundo (Horacio Salinas) emprenderá un viaje a la Montaña Sagrada, donde intentarán acabar con los dioses que viven allí y alcanzar la inmortalidad.

Todo el equipo de rodaje convivió durante un mes en una comuna antes de comenzar la filmación, además de pasar varios meses haciendo diversos ejercicios espirituales (relajación zen, yoga, el método esotérico de la Kabbalah y la asimilación de conceptos extraídos del “I Ching” y la obra del filósofo místico George Gurdjieff). Estéticamente muy lograda, con algunos de los planos más hipnóticamente compuestos de la historia del cine; “La montaña sagrada” (basado en escritos del poeta místico San Juan de la Cruz y el poeta surrealista René Daumal) es una impactante obra de arte cargada de violencia, sexo y constantes desafíos morales; cine experimental (visual, narrativa y conceptualmente) vertebrado por la búsqueda de la sabiduría, no como sabiduría intelectual, sino como la comprensión absoluta del sentido de la vida.

 

– Para amantes del cine místico, filosófico y psicodélico.

– Imprescindible para entender a Alejandro Jodorowsky.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies