CINEBLOG.NET

 

El genial cineasta alemán Fritz Lang (“M, el vampiro de Düsseldorf”, 1931, o “Los sobornados”, 1953) ya había demostrado con “Metrópolis” (1927) su interés por la ciencia-ficción como instrumento para confeccionar parábolas de la sociedad. Así “La mujer en la luna” (última película muda de Lang) parece hablarnos de la instrumentalización de los grandes sueños de la humanidad, representados en el viaje a la luna; de cómo hasta las más nobles aspiraciones terminan siendo corrompidas por el propio ser humano. Pero además es uno de los primeros films de ‘ciencia-ficción dura’, para el cual Lang y Thea von Harbou se empaparon de aeronáutica espacial, contando además con prestigiosos asesores (desde científicos a escritores de ciencia-ficción). Una obra maestra del género con un excelente trabajo técnico y de puesta en escena, con buenos efectos visuales (al menos para la época) y una magnífica concepción visual que aprovecha al máximo la belleza del espacio y los paisajes lunares.

El empresario Helius (Willy Fritsch) y el científico Mannfeldt (Klaus Pohl), el cual afirma que hay oro en la luna, unen sus fuerzas para construir un cohete con el que viajar al satélite terrestre. Pero unos tipos sin escrúpulos intentarán aprovecharse del proyecto.

Basada en la novela “The Rocket to the Moon” de Thea von Harbou (esposa y colaboradora de Lang hasta los años 60), el film auna diferentes géneros; comienza con una especie de argumento propio del cine negro (de hecho la película tiene dos partes muy diferenciadas, antes y después del despegue), pero también es un drama, hay romance (un triángulo amoroso, para ser exactos), aventuras espaciales y algunos toques de humor. Además “La mujer en la luna” se adelantó a muchos de los avances técnicos desarrollados años después durante la ‘carrera espacial’ (desde el lanzamiento del cohete en varias etapas hasta la icónica cuenta atrás para el despegue); y al contrario que muchas de las producciones similares que poblaron el cine de los 50, aquí los personajes y las situaciones tienen profundidad e interés.

 

– Para amantes de la ciancia-ficción retro.

– Imprescindible para interesados en los orígenes del cine de ciencia-ficción.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies