CINEBLOG.NET

 

Desde que a principios de los 90, Trey Parker conociese a Matt Stone (Parker dirige y ambos escriben y producen), no han dejado de crear polémicas y tronchantes comedias que juegan con las estructuras y los clichés clásicos para desplegar todo un arsenal de gags políticamente incorrectos, escatológicos o absurdos (“Canibal! The Musical”, 1994, “Orgazmo”, 1997, o “Team America: La policía del mundo”, 2004). “South Park. Más grande, más largo y sin cortes” es tan osada como divertida, con gags inteligentes y situaciones inolvidables (Saddam Hussein como amante abusivo de Satanás); siempre con un ojo puesto en la crítica política y social hacia la hipocresía, la doble moral, la corrupción o los intereses creados. Si “South Park” (1997-…) es un extenso catálogo de todo esto, en su incursión en el largometraje encontramos concentrada toda la mala leche, la transgresión, la ironía, las referencias a la cultura popular y el humor negro que Parker y Stone pueden darnos.

Stan, Kyle, Cartman y Kenny (casi todas las voces del film son de Parker y Stone) son cuatro estudiantes de primaria que se cuelan en el cine para ver una película canadiense para adultos. Cuando sus padres se dan cuenta de que la han visto, por culpa del lenguaje soez que comienzan a usar, deciden proclamar la guerra a Canadá, hasta las últimas consecuencias.

La religión organizada, el ejército, la política, la censura, la intolerancia, la hipocresía respecto al sexo, las fronteras, el mundo del espectáculo, … y un largo etc., todo es susceptible de ser satirizado ingeniosamente; además su condición de musical parodia sangrantemente los largometrajes de animación de Disney (una serie de canciones, compuestas por el propio Trey Parker, tan satíricas como provocadoras: ‘Uncle Fucka’, ‘Blame Canada’, o ‘Kyle’s Mom’s a Bitch’). Y es que Parker y Stone defienden, sin andarse con sutilezas, el poder reírse de todo a la vez que arremeten contra algunos de los pilares de la sociedad moderna. Además contaron con numerosos cameos mcoleguiles (George Clooney, Eric Idle, Minnie Driver o Brent Spiner).

 

– Para los que creen que el humor es una de las mejores armas contra la ignorancia.

– Imprescindible para aprender a reírse con la zoofilia, la muerte, la xenofobia y muchos más temas espinosos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies