CINEBLOG.NET

 

Cuatro años después del éxito de crítica y de público que supuso “Heat”, Michael Mann dejó de lado la acción y las aventuras habituales en su cine (“Ladrón”, 1991, “El último mohicano”, 1992, o “Collateral”, 2002) para rodar este thriller dramático basado en una historia real, que disecciona la realidad sin dejar títere con cabeza; creando un intenso suspense narrativo y regalándonos uno de los más interesantes duelos interpretativos de las últimas décadas. “El Dilema” es un impecable ‘thriller de despachos’, un ‘drama conspiranoico’ cargado de intensos diálogos que explora el poder de las tabacaleras así como el de los medios de comunicación, centrándose particularmente en la cuestión moral y psicológica reflejada en sus personajes.

Jeffrey Wigand (excelente Russell Crowe) es un directivo de la tabacalera Brown & Williamson que decide revelar a la opinión pública el uso que la industria tabacalera hace de ciertas sustancias adictivas. Lowell Bergman (estupendo también Al Pacino) es el periodista productor del famoso programa informativo ’60 Minutos’, y decide invitar, jugándose su prestigio, a su programa a Wigand. La investigación destapará una serie de intrigas y estrategias que los fabricantes de tabaco utilizan para vender su producto.

Alejada del mojigato movimiento antitabaco que predomina en Hollywood, “El Dilema” profundiza en la manipulación y las prácticas despiadadas de las grandes corporaciones empresariales; confeccionando una historia de ecos épicos y desarrollo íntimista que nos remite al estándar de ‘David contra Goliat’. “El Dilema” busca despertar la ira del espectador ante las injusticias de los poderosos; pero tambien sabe tejer una trama tan interesante como profunda, plasmada con maestría por la poderosa puesta en escena de Mann. A pesar de que la crítica se deshizo en halagos hacia la realización, las interpretaciones o el guión, el público no respondió a su gravedad, su sobriedad y su rigurosidad (basada en el artículo “The Man Who Knew Too Much” de Marie Brenner, Mann se documentó minuciosamente al margen de este).

 

– Para amantes del cine serio, interesante y bien hecho.

– Imprescindible para coleccionistas de duelos actorales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies