CINEBLOG.NET

 

Inspirado por hechos reales, el director y guionista francés Jacques Becker (“No tocar la pasta”, 1954, o “Los amantes de Montparnasse”, 1958) disecciona los barrios bajos parisinos en un retrato social realista y trágico. Así, en “París, bajos fondos” recrea la ‘belle epoque’ francesa (1890-1919 aproximadamente) con su ostentación y las consecuencias de su crecimiento económico; confecciona una sincera historia de amor fatal pero puro; y desarrolla también una trama criminal que encandiló a los críticos que posteriormente pasarían a constituir la Nouvelle Vague. Todo esto con un naturalismo poético heredero de Jean Renoir (del que Becker fue asistente de dirección) y un gusto cinéfilo por el cine negro clásico (el criminal intentando reinsertarse en la sociedad, la mujer fatal, …) que convierten al film en una de las grandes películas de género del cine francés de todos los tiempos.

Casque d’Or (Simone Signoret) es una prostituta a la que pretenden todos los ‘apaches’, una banda de jóvenes delincuentes. Ella es la novia de Roland (William Sabatier), pero el jefe de la banda de este, Félix (Claude Dauphin), también la desea. Casque D’Or (apodada así por su peinado y color de pelo) conoce un día a Georges (Serge Reggiani), un antiguo ‘apache’ que ahora trabaja de carpintero intentando alejarse de la delincuencia, del que se enamora. Pero Roland y Félix no pueden permitirlo.

Jacques Becker demuestra que puede hacer cine negro sin alejarse de las aspiraciones, artísticas y sociales de los realizadores franceses; logrando introducirse en un hervidero de ladrones, estafadores, prostitutas, policías corruptos, gangsters y salir con un film estéticamente sugerente y bello, pero cruel y fatídico en su médula. Y es que, como posteriormente demostraría con el ‘cine de planes de fuga’ en la genial “La Evasión” (1960), Becker adapta los cánones de un género eminentemente norteamericano al imaginario visual y temático del cine europeo, poniendo las bases del ‘polar francés’ heredero director del cine negro americano de los años 40.

 

– Para amantes del cine negro francés.

– Imprescindible para espectadores con ‘problemas’ con el cine francés (que no somos pocos).

 

FOTO DE RODAJE

Jacques Becker en el set de “París, bajos fondos”.

 

FOTOGRAMA

Fotograma de “París, bajos fondos”.

 

ART WORK

J. Jacquelin – Poster original de ‘París, bajos fondos’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies