CINEBLOG.NET

 

El reputado director y productor Stanley Kramer (“La herencia del viento”, 1960, “Vencedores o vencidos”, 1961, o “El mundo está loco, loco, loco, loco”, 1963) volvía al humor con esta comedia dramático-satírica en torno al racismo que supuso la novena y última colaboración de una de las parejas más carismáticas del Hollywood clásico. Spencer Tracy y Katharine Hepburn lograron una de sus mejores comedias, a la altura de obras maestras como “La costilla de Adán” (1949), con esta incisiva critica social, genialmente interpretada y repleta de ingeniosos diálogos, que arremete contra los prejuicios raciales con notable acierto, poniéndose dramática cuando es necesario (incluso habrá quien ponga en duda su condición de comedia), sin dejar de ser un entretenimiento de primera, elegante, entrañable y atrevido. La complicidad y química entre Tracy y Hepburn se erige en reina del oscarizado guión del siempre irónico William Rose (“El quinteto de la muerte”, 1955).

Christina (Katharine Hepburn) y Matt (Spencer Tracy) son un matrimonio que va a conocer al nuevo novio de su hija (Katharine Houghton). Lo que no saben es que este es John (Sidney Poitier), un médico negro cuya perfección (correcto, inteligente, bondadoso, …) contrasta con el revuelo que provoca su presencia; poniendo patas arriba los convencionalismos de una culta familia americana supuestamente liberal y tolerante.

Aunque ciertas cosas puedan parece un tanto superadas (entonces no hacía ni un año que los matrimonios interraciales se habían legalizado en numerosos estados del sur), su argumento sigue siendo estando tan vigente como hoy día. “Adivina quien viene esta noche” es un film valioso y divertido sobre la importancia de los ideales, que aboga por la conciliación y la confianza en la bondad intrínseca del ser humano con cierto aspecto teatral compensado por una estupenda dirección artística y un emocionante y moralizante monólogo final. 34 años después de ser premiada por primera vez (y una docena de nominaciónes) Hepburn logró su segundo Oscar (aún ganaría dos más). Spencer Tracy murió días después de terminar el rodaje.

 

– Para interesados en la crítica social en forma de comedia dramática.

– Imprescindible para disfrutar de una de las parejas cinematográficas con más química de la historia.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies