CINEBLOG.NET

 

El prestigioso y polémico realizador soviético Sergei M. Eisenstein (“El acorazado Potemkin”, 1925, u “Octubre”, 1928) sustituía su habitual estilo documental por la épica heróica en este drama histórico con forma de ambiciosa superproducción, enormes batallas (como la inolvidable secuencia del lago Peipus) y una reconstrucción minuciosa de la alta edad media en Rusia. En este su primer largometraje sonoro Eisenstein utiliza la historia de la defensa contra los teutones (y los mongoles) como parábola de las tensas relaciones que Rusia tenía con la Alemania nazi. Consiguiendo un prodigio cinematográfico cuya influencia se extiende a gran parte del cine bélico, histórico y épico posterior; además de un complejo discurso ideológico-político que trasciende las meras referencias al gobierno soviético (la figura de Alexander Nevski representa a la de Joseph Stalin, aunque no siempre esto es bueno para el dictador).

Después de que los teutones invadan la ciudad de Pskov, el príncipe Alexander Nevski liderará al pueblo, los mercaderes y los aristócratas para expulsar a los invasores germanos de la zona.

Eisenstein seguía experimentando con el montaje (añadiendo el sonido a la mezcla), pero con un hilo argumental mucho más clásico, lineal. Y a pesar de que “Alexander Nevski” fue un éxito alabado por el gobierno de Stalin, Eisenstein ya desarrollaba cierta mirada inconformista que desembocaría en la alegórica crítica que supuso su último film: “Iván el Terrible” (1945-58). También lanza reproches a las clases altas, subrayando la importancia del pueblo (a pesar de que se centra en un único personaje principal de presencia legendaria); dando más relieve a las ideas comunistas que al corrupto desarrollo político stalinista. Además Alexander Nevski fue declarado santo por la iglesia ortodoxa, pero Eisenstein se muestra bastante anti-religioso (no sólo anti-católico). Otra de las razones para acercarse a esta obra maestra es la banda sonora de Sergei Prokofiev, compuesta en estrecha colaboración con Eisenstein (incluso se rodó con la música de Prokofiev).

 

– Para interesados en los hitos del cine soviético.

– Imprescindible para amantes del cine épico histórico/bélico.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies