CINEBLOG.NET

 

Primer largometraje de la pareja cómica Cheech & Chong (después llegarían “Cómo flotas, tío”, 1980, “Vendemos chocolate”, 1981, o “Todo está muy duro”, 1982), que desde su primer album de comedia en 1971 habían ido ganando popularidad hasta convertirse en unas de las más populares estrellas de la ‘stand-up comedy’, gracias a su humor contracultural y psicotrópico. Al margen del tema de la marihuana en el cine de los 60, “Como humo se va” es un pionero ‘film de fumetas’, padre de “Medio flipao” (Tamra Davis, 1998) o la saga de Harold & Kumar. Reutilizando algunos de sus más populares números anteriores construyeron una trama que es una sucesión de gags entre lo surrealista, lo infantil y lo delirante; donde se desarrolla un argumento tan inverosímil como ligero, en la que la música y la marihuana son los motivos principales. Tal vez sea cutre y narrativamente torpe, pero también simpática y con tan pocos prejuicios como pretensiones; una comedia simplona perfecta para ver bajo los efectos del THC.

Tras irse de casa por la amenaza de sus padres de mandarlo a una academia militar, Anthony ‘Man’ Stoner (Tommy Chong), se encuentra con Pedro de Pacas (Cheech Marin), con el que comparte su pasión por la marihuana. Juntos no tardarán en meterse en problemas.

De la dirección se ocupó Lou Adler, fundador del Festival de Monterrey y exitoso productor musical (de los albums de Cheech & Chong, por ejemplo) y cinematográfico (“The Rocky Horror Picture Show”, 1975). Cheech Marin & Tommy Chong interpretan a unos entrañables personajes que han sobrevivido a los cínicos años 70 con el espíritu hippie intacto, representando como pocos el estilo de vida despreocupado y ocioso del fumeta clásico, configurando unos estereotipos que han llegado casi intactos hasta la actualidad. Si a esto le añadimos una curiosa serie de cameos y secundarios (Stacy Keach, Tom Skerritt, Ellen Barkin, …) y una banda sonora donde Cheech & Chong también interpretan gran parte de las canciones (de las que son autores), tenemos un auténtico hito de la ‘comedia porreta’.

 

– Para incondicionales de la ‘risa floja’.

– Imprescindible para interesados en los orígenes de la ‘comedia fumeta’.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies