CINEBLOG.NET

 

James Bond no tardó en volver tras el enorme éxito de “Agente 007 contra el Dr. No” (Terence Young, 1962); con mayor presupuesto que su predecesora, un humor irónico y desvergonzado, una amoralidad que escandalizaba a los más puritanos de la época, acción trepidante, persecuciones adrenalínicas, unos villanos memorables, ingeniosos artilugios letales, escenarios exóticos, mujeres tan fuertes como esculturales, … “Desde Rusia con amor” introduce por primera vez muchos de los elementos habituales de la saga Bond (como las secuencias anterior a los títulos de crédito y posterior al falso clímax final) a través de un guión algo más realista y grave que los improbables festivales circenses posteriores; aunque no falta diversión e inverosimilitud, claro (Bond es más humano y la trama más dramática). Un excelente thriller de espionaje apreciable fuera de la saga (de hecho, tal vez defraude a algunos fans del Bond posterior).

Utilizando como cebo una máquina descifradora en poder de los soviéticos, la asociación criminal SPECTRE intentará acabar con James Bond (Sean Connery); el cual llega a Turquía para reunirse con la desertora Tatiana Romanova (Daniela Bianchi) y llegar a un acuerdo.

A pesar de que la novela aprovechaba la paranoia de la Guerra Fría, los productores decidieron evitar el tono político sustituyendo a los rusos por la asociación criminal SPECTRE como villanos de la función (la Crisis de los Misiles en Cuba aún quedaba muy cerca). Más oscura que la primera entrega (aún lejana de la autoparodia de los futuros films de Roger Moore), con más suspense y personajes mejor perfilados, “Desde Rusia con amor” contó con la sólida puesta en escena de Terence Young (“Sola en la oscuridad”, 1967, o “Sol rojo”, 1971), que también dirigió “Operación Trueno” (1965); además de la primera aparición de Desmond Llewelyn en el papel del científico Q (papel que interpretaría hasta “El mundo nunca es suficiente”, 1999), la primera acreditación en la saga del mítico compositor John Barry y la primera aparición del líder de SPECTRE, Blomfeld.

 

– Para amantes del cine de espías más lujoso.

– Imprescindible para interesados en el icónico James Bond.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies