CINEBLOG.NET

 

A pesar de ser uno de los directores más míticos de Hollywood poco se sabía verdaderamente de la personalidad de John Ford (“Las uvas de la ira”, 1940, “Centauros del desierto”, 1956, o “El hombre que mató a Liberty Valance”, 1962). Así que en la línea de la Nouvelle Vague y las vanguardias de los 60, Peter Bogdanovich (“¿Que me pasa doctor?”, 1972, o “Luna de papel”, 1973) reivindica su cinefília, acercándose a través de un icono como Ford, a los motivos que lo llevaron a hacerse cineasta, reivindicando a la vez a los grandes ‘autores’ del Hollywood clásico. Entretenida y didáctica, aunque tal vez no tenga mucho interés para poco interesados en la historia del cine, “Directed by John Ford” tiene más valor hoy día si cabe que en los 70, con un John Ford mucho más lejano.

Con una estructura de lo más convencional se suceden entrevistas a John Wayne, James Stewart o Henry Fonda (de las que se extraen las anécdotas más jugosas) con secuencias de películas del director. Todo vertebrado por los adustos comentarios de John Ford (parte de la entrevista está realizada en Monument Valley, lugar paradigmático de las películas de Ford) y la narración de Orson Welles.

John Ford se muestra hermético y malhumorado, con lo que en realidad no llega a dar excesiva información sobre el mismo o su carrera; pero es esto precisamente lo que nos muestra cómo era y cómo pensaba Ford. Y es que tenía ciertas tiranteces con Bogdanovich debido a un artículo que años antes había publicado en la revista Esquire titulado “El otoño de John Ford”. El film nunca se ha estrenado en salas comerciales debido a que no se pudieron comprar los derechos de los films de los cuales Bogdanovich utiliza metraje. Bogdanovich amplió “Directed by John Ford” en 2006, con nuevas entrevistas a Clint Eastwood o Martin Scorsese. Consecuente con su carácter, Ford calificó la película como basura, pero sigue siendo el mejor documento de su carrera y personalidad (a parte de sus propias películas); una cinéfila oda al oficio de director, equiparable al de cualquier otro artista, pintor, escultor, …

 

– Para los que piensen que John Ford solo era un director de películas del oeste.

– Imprescindible para saber donde poner el horizonte en un encuadre.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies