CINEBLOG.NET

 

El director francés Jean-Jacques Annaud había sorprendido ya en los 70 con la irónica película bélica “La victoire en chantant” (1976), por la que logró el Oscar al mejor film extranjero; en los 80 dirigió tres magníficos films de culto (“En busca del fuego”, 1981, “El nombre de la rosa”, 1986, y “El Oso”, 1988); y en los 90 llegaron éxitos como “El amante” (1992) o “Siete años en el Tibet” (1997). Annaud entró en el siglo XXI, demostrando que ante todo era un gran director propenso a los espectáculos exóticos y sutilmente diferentes, con este tenso film bélico basado en hechos reales que, si bien posee una trama un tanto convencional (con algunos fallos de guión), entretiene con solvencia y ofrece algunos momentos excepcionales gracias a la épica minuciosa de ese duelo con ecos del cine del oeste que se establece entre los dos francotiradores protagonistas.

Vasili Zaitsev (Jude Law) es un campesino ruso muy diestro con la escopeta que sirve en el ejército como francotirador. La propaganda lo ha convertido en un héroe nacional, pero eso no le sirve de nada teniéndose que enfrentar en la batalla de Stalingrado al mejor francotirador del ejército alemán: el mayor König (Ed Harris).

Annaud crea una crítica a la propaganda (siempre desde un punto de vista generalista y poco radical), a las tretas que lo altos mandos utilizaban para justar los enfrentamientos armados y arengar a las masas; que unida al interés del director por el aspecto humano de la guerra (el humanismo ha sido uno de sus temas preferidos), a las estupendas escenas de acción y a un soberbio reparto (además de unos perfectos Law y Harris, tenemos a Rachel Weisz, Joseph Fiennes, Bob Hoskins o Ron Perlman), convirtieron a la producción europea más cara de la historia (en el momento de su estreno) en un éxito de taquilla; aunque fue criticada por alemanes y rusos por ser poco fiel con los hechos históricos. Excelente film bélico, reflexivo e interesante, en el que no faltan los elementos habituales del género y cuyo máxima tara es ser un film concebido para la mayor cantidad de público posible.

 

– Para coleccionistas de los mejores films bélicos del siglo XXI.

– Imprescindible para interesados en el tratamiento de ‘cine de autor comercial’ que Annaud ha imprimido a sus nada despreciables películas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies