CINEBLOG.NET

 

Interesado por el tema desde su debut (“Pourquoi Israel”, 1973), el siempre incisivo director francés Claude Lanzmann (“Un vivant qui passe”, 1999, “Sobibór, 14 octobre 1943, 16 heures”, 2001, o “El último de los injustos”, 2013) grabó su documental definitivo sobre el holocausto durante más de 10 años (alrededor de todo el Mundo), lo que lo llevó a confeccionar un film de 9 horas y media de falsas entrevistas (Lanzmann hace preguntas un tanto superficiales como método para que los entrevistados se obliguen a volver mentalmente a la época y los lugares que están evocando) que bien podríamos llamar simplemente testimonios. Judíos supervivientes de los campos de exterminio, alemanes que permanecieron ‘neutrales’ o militares que ‘simplemente seguían órdenes’; todos se enfrentan a la inquisitiva (y a menudo tramposa) cámara de Lanzmann, la cual parece nunca dejar de grabar (con lo que consigue mostrarnos momentos de desmoronamiento emocional sin adornos ni artificialidad).

Su trabajoso montaje confronta los diversos testimonios en una suerte de conversación entre ellos que aumenta la complejidad y el interés de este enciclopédico documental que también se acerca al cine experimental en su afán de construir una narración que combine las partes con el todo.

Sin ninguna clase de imágenes de archivo (esto lo deja a la imaginación del espectador) y carente de banda sonora; este film incómodo, excesivo y difícil (su intensivo metraje y la crudeza de su propuesta hace que no pueda ser consumida sin más, a no ser que se sea un espectador muy concienciado) se erige como un compendio de los diferentes puntos de vista de los implicados en el Holocausto. Además, como muchas de las grandes obras documentales sobre la II Guerra Mundial, “Shoah” es un necesario y concienzudo recordatorio, que en ningún momento pretende ser neutral) de la degradación moral, social y humana (el título ‘Shoah’, significa ‘Aniquilación’ en hebreo) que trajo el ascenso al poder del partido nazi; y por extensión del peligro de los totalitarismos y fanatismos.

 

– Para espectadores que sepan muy bien a lo que se enfrentan: a un documento de valor incalculable.

– Imprescindible para confeccionar un estudio sobre la Segunda Guerra Mundial.

 

FOTO DE RODAJE

Claude Lanzmann en Nueva York para el estreno mundial de “Shoah”.

 

FOTOGRAMA

Fotograma de “Shoah”.

 

FOTOGRAMA

Claude Lanzmann junto a uno de los supervivientes de ‘Shoah’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies