CINEBLOG.NET

 

La violenta y rocosa adaptación al cine de las novelas de Robert E. Howard (muy populares gracias a los cómics) que el polémico guionista (“Harry, el sucio”, 1971, o “Apocalypse Now”, 1979) y director (“El gran miércoles”, 1978, o “Amanecer Rojo”, 1984) John Milius llevó a cabo, puso de moda el género de ‘espada y brujería’ y convirtió a Schwarzenegger en una estrella gracias a unas estupendas escenas de acción, una ambientación sobresaliente (el diseño de producción y vestuario está inspirado en los dibujos de Frank Frazetta, ligado al personaje desde los años 60) y una sencilla, típica, pero potente historia. El guión está firmado a dos manos por Milius (que le da el toque filosófico y trágico) y Oliver Stone (que refuerza el lado mitológico); y está cargado de situaciones alegóricas que profundizan en la filosofía nietzscheana sin olvidar la magia, la acción y el entretenimiento (como la parte del rey Osric, interpretado por Max Von Sydow).

Conan (Arnold Schwarzenegger) es un niño que presencia como su familia y toda su tribu es aniquilada por unos guerreros liderados por Thulsa Doom (James Earl Jones) que lo venden como esclavo. Pasados los años, Conan es una musculosa máquina de matar que se convertirá en gladiador para un traficante de esclavos.

Los seguidores más acérrimos del personajes en los libros y cómics criticaron los numerosos cambios con respecto a estos, pero al público en general les resultó difícil no dejarse llevar por esta testosterónica película de acción y fantasía que también soporta lecturas políticas, filosóficas y éticas. “Conan, el bárbaro” también tiene mucho del cine de samuráis, repleto de venganzas, códigos de honor, guerras crueles, un fetichismo casi religioso por las espadas y duelos a muerte (además de la épica sinfónica de la banda sonora de Basil Poledouris). Gran parte de la película fue rodada en Cuenca (en la Ciudad Encantada), Almería o Segovia, con participación de equipo e intérpretes españoles como Jorge Sanz (como Conan de niño) o Nadiuska (como la madre de Conan).

 

– Para amantes de las aventuras moralmente ambiguas.

– Imprescindible para los amantes del musculoso Conan de John Buscema.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies