CINEBLOG.NET

 

El infalible cinéfilo Joe Dante (“Aullidos”, 1981, “Gremlins”, 1984, o “El Chip Prodigioso”, 1987) logró uno de los mejores films de ciencia-ficción para toda la familia de los 80; una aventura científica de factura impecable y guión resultón que contaba con unos excelentes efectos especiales (de la ILM, con extraterrestres creados por Rob Bottin) y supuso el debut en el cine de Ethan Hawke y River Phoenix. Toda una delicia para nostálgicos de los 80, “Exploradores” es también una impecable e improbable aventura juvenil plagada de homenajes al cine de ciencia-ficción y a la cultura popular; con un estupendo equipo técnico y artístico (como la vibrante banda sonora de Jerry Goldsmith) y un plantel de secundarios y cameos repleto de caras conocidas (James Cromwell, Bradley Gregg, Dana Ivey, Robert Picardo o Dick Miller).

A partir de un sueño que el joven Ben Crandall (Ethan Hawke con 14 años) interpreta como una visión, su amigo Wolfgang (River Phoenix, también con 14 años), un pequeño genio científico, construye una esfera de electricidad dirigida por ordenador. Con la esfera como base, construyen una nave espacial con chatarra y se disponen a viajar a otra galaxia.

“Exploradores” buscaba aprovechar el éxito de “E.T. El extraterrestre” (1982), con niños y alienígenas, pero pasó sin pena ni gloria por los cines; aunque su popularidad en los videoclubs de los 80 la convirtió en una película de culto. Pero Joe Dante tiene la habilidad de convertir una trama propia de un episodio de “Dimensión desconocida” en un largometraje imaginativo y entretenido; y aquí desarrolla su amor por el cine y la televisión de los 50 (de su infancia) con encanto e ingenio (a pesar de que no consiguió terminar la película a su gusto). Su tendencia a lo delirante y el poco interés por ser realistas o creíbles da un encanto extra a su historia de comic juvenil de ciencia-ficción. La realización de Dante es entregada, los actores tienen suficiente carisma para mantener el film y hay suficiente humor y diatribas adolescentes para mantener la atención del espectador.

 

– Para los que echen de menos un cine para toda la familia que nos ea mojigato.

– Imprescindible para apreciar a ese excelente director, ensombrecido por los éxitos de Spielberg o Zemeckis, que es Joe Dante.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies