CINEBLOG.NET

 

El estudio Disney no pasaba por su mejor momento a mediados de los 70 (se acercaba su década más oscura) y, aunque bajo la dirección de veteranos como Wolfgang Reitherman (“101 dálmatas”, 1961, o “Merlín el encantador”, 1963), puso su nuevo largometraje en manos de una serie de jóvenes animadores, liderados por Don Bluth (“Nimh: El mundo secreto de la señora Brisby”, 1982, o “En busca del valle encantado”, 1988), con ganas de comerse el mundo. Esto imprime al film una frescura y una agilidad que contrastaba con la gravedad épica que caracteriza las grandes superproducciones de Disney. Basada en una serie de libros infantiles de Margery Sharp, en “Los rescatadores” encontramos divertidas aventuras para toda la familia aderezadas con algunos elementos dramáticos, momentos casi de cine de terror y, claro, una serie de melancólicas canciones compuestas por el clásico Sammy Fain (que logró su última nominación al Oscar por ‘Someone’s Waiting For You’).

Miss Bianca (Eva Gabor) y Bernard (Bob Newhart) son dos ratones pertenecientes a la Sociedad International de Rescate. Juntos seguirán la pista de Penny (Michelle Stacy), una niña secuestrada por la malvada Madame Medusa (Geraldine Page).

“Los rescatadores” fue un gran éxito de taquilla (Disney no tenía uno desde “El libro de la selva”, 1967), convirtiéndose en el mejor estreno de un film de animación (puesto que le quitó un film de Don Bluth: “Fievel y el nuevo mundo”, 1986); además muchos de los animadores a los que se dio una oportunidad fueron responsables años después del resurgimiento de Disney (como Ron Clements, que dirigió “La sirenita”, 1989). Numerosas referencias a clásicos del cine y a otros largometrajes animados de Disney, un gran diseño de personajes, carismática animación, una narración trepidante y su atractiva recreación de ese mundo en miniatura en el que viven los protagonistas (que interactua y asiste al mundo de los seres humanos); la convierten en un genial entretenimiento. Tuvo una apreciable secuela: “Los rescatadores en Cangurolandia” (Hendel Butoy & Mike Gabriel, 1990).

 

– Para necesitados de aventuras animadas para toda la familia.

– Imprescindible para entender la evolución de uno de los más influyentes estudios de Hollywood.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies