CINEBLOG.NET

 

Relatos de época impregnados de magia, fantasía y fuerzas sobrenaturales se mezclan con los combates más acrobáticos en el género tradicional chino ‘wuxia’, que vivió su esplendor en los 60 y 70 (con clásicos como “A touch of zen”, 1971, de King Hu); y que tras “Tigre y Dragón” vivió un nuevo auge gracias a Zhang Yimou (“Hero”, 2002, o “La casa de las dagas voladoras”, 2004) y “Kung Fu Panda” (2008). Tras lograr un Oscar a la mejor película extranjera (“El banquete de Boda”, 1993) y pasearse por el cine de época (“Sentido y Sensibilidad”, 1995), el drama familiar (“La tormenta de hielo”, 1997) o el western (“Cabalga con el diablo”, 1999), el inclasificable director taiwanés Ang Lee (que ganaría sendos Oscars al mejor director por “Brokeback Mountain”, 2005, y “La vida de Pi”, 2012) revivió la época dorada del cine de aventuras y artes marciales oriental de su infancia con este impecable film cargado de piruetas imposibles, bellísimos parajes naturales, impresionantes batallas y romances prohibidos.

Li Mu Bai (Chow Yun-Fat) es un maestro de artes marciales enamorado de Yu Shu Lien (Michelle Yeoh), otra experta luchadora que antaño estuvo prometida con el hermano de Li Mu Bai. Por otro lado, Jen (Zhang Ziyi) es una niña rica que quiere vivir aventuras, lo que la lleva a convertirse en aprendiz de la máxima rival de Li Mu Bai.

Rodada en chino, con las máximas estrellas del país y con un multimillonario presupuesto proveniente de diversos países, “Tigre y Dragón” volvió a poner de moda las artes marciales. Aunque basada en una novela clásica de la tradición wuxia, “Tigre y Dragón” desarrolla con cierto afán posmoderno una serie de temas y recursos que configuraron el género en su época dorada (historias melodramáticas, la relación alumno-profesor, el papel de las mujeres, el honor, …); además de erigirse como un espectacular catálogo de armas, estilos de lucha y movimientos. Sin duda, “Tigre y Dragón” sabe combinar a la perfección una elaborada trama, una compleja exploración de conceptos de diversa índole y una concepción visual sencillamente deslumbrante.

 

– Para todos los que echen de menos las tardes de los 80 rodeados de shaolins, ninjas, samurais y toda clase de luchadores de ojos rasgados.

– Imprescindible para amantes de las superproducciones exóticas.

 

FOTO DE RODAJE

Chow Yun-Fat & Ang Lee durante el rodaje de “Tigre y Dragón”.

 

BANDA SONORA

Coco Lee, ‘A love before time’: https://www.youtube.com/watch?v=5tP5hknskAU.

 

ART WORK

Sam Gibley – ‘Hidden Dragon Crouching Tigger’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies