CINEBLOG.NET

 

Aunque “Juegos Salvajes” es principalmente recordada por un par de escenas subidas de tono protagonizadas por Neve Campbell y, sobre todo, Denise Richards; para ser justos diremos que el film es mucho más. Para empezar tenemos un buen reparto (Matt Dillon, Kevin Bacon, Theresa Russell, Robert Wagner o Bill Murray); tenemos a John McNaughton (“Henry, retrato de un asesino”, 1986, o “La chica del gángster”, 1993), que aun sin ser un gran director si que ha dado muestras de amar el cine de género; y eso es lo que nos da el guión del por lo demás mediocre Stephen Peters: un sencillo pero tramposo argumento de cine negro cargado de sensualidad, sexo, gente guapa y traiciones que explota las fantasías más lúbricas de la psique masculina. “Juegos salvajes” es una desacomplejada vuelta de tuerca, entre la parodia y el homenaje, a los thriller eróticos que tanto habían triunfado en los 90 desde el enorme éxito de “Instinto básico” (1992); un soplo de aire fresco a un subgénero que había sucumbido a la moda de los ‘psycho killers’.

En un instituto de la localidad de Blue Bay la alumna Kelly Van Ryan (Denise Richards) acusa al consejero escolar, Sam Lombardo (Matt Dillon), de haberla violando. El sargento Duquette (Kevin Bacon) se ocupará del caso, descubriendo que la alumna Suzie Toller (Neve Campbell), también declara haber sido violada.

Pequeña joya del cine de explotación heredera de aquellos hitos de la serie B dirigidos por Edgar G. Ulmer o Joseph H. Lewis; “Juegos Salvajes” comienza como una especie de thriller erótico con ‘lolitas fatales’, pero poco a poco, y gracias a disfrutables giros de guión, el film se va convirtiendo en una locura demencial e imposible a la que el espectador no puede más que entregarse dejándose llevar, sin hacerse muchas preguntas. La violencia, los desnudos, el sexo y el lenguaje malsonante, han convertido a esta película en una de las joyas del cine independiente (pero con vocación comercial, se hicieron tres burdas secuelas, y distribuida por la Columbia) de los 90; cine para adultos muy buscado por los adolescentes.

 

– Para amantes de las historias pulp cargadas de giros relativamente inesperados.

– Imprescindible para coleccionistas de las mejores escenas de ‘tríos’ de la historia del cine.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies