CINEBLOG.NET

 

En 1993, el director polaco Krzysztof Kieslowski abrió la trilogía, que cerraría su carrera (murió en 1996), sobre los tres colores de la bandera gala, que a su vez representaban los tres derechos fundamentales exaltados por la Revolución Francesa. Así, tras la libertad (“Tres Colores: Azul”) y la igualdad (“Tres Colores: Blanco”), Kieslowski se centró en la fraternidad para echar el resto en este soberbio drama romántico envuelto en un halo de suspense por el que además vemos pasear personajes de las otras dos películas en un ejercicio de estilo que recuerda al mítico “Decálogo” (1989-90) sobre los mandamientos que el realizador hizo en Polonia; un compendio temático, estético, narrativo y de intenciones que se convirtió en la más aclamada de la trilogía. “Tres Colores: Rojo” es una película compleja y emotiva, intrigante e inteligente, con distintos niveles de significado y capaz de provocar interés en cualquier espectador mínimamente abierto a su propuesta.

El film nos cuenta la relación entre Valentina (Irène Jacob), una joven modelo, y un juez jubilado (Jean-Louis Trintignant) aficionado a espiar las conversaciones de sus vecinos. Valentina salva la vida a un perro atropellado y decide buscar a su dueño; su dueño resulta ser el solitario juez.

Entre la perfección artística de la primera parte y la naturalidad ‘rohmeriana’ de la segunda, Kieslowski nos sumerge en un juego de simbolismos relacionado con el color rojo: desde los ideales de fraternidad socialista relacionados con tal color a su condición de color de la pasión y el amor. Y es que siguiendo la estela del mejor cine de autor del otro lado del telón de acero (aplicado esta vez a la Europa de la Comunidad Económica), Kieslowski combina la disgresión ‘filosófico-psicológico-social’ con la exploración del lenguaje cinematográfico a través de la estética y la narración. El realizador polaco contó además con sus colaboradores habituales y desplegó toda su sabiduría cinematográfica (sus reconocibles encuadres y ángulos de cámara) en el que terminó siendo su último film.

 

– Para amantes del mejor cine europeo.

– Imprescindible para reivindicar a uno de los mejores directores europeos de las últimas décadas.

 

RODAJE

Krzysztof Kieslowski dando indicaciones a Jean-Louis Trintignant & Irène Jacob en el set de “Tres colores: Rojo”.

 

BANDA SONORA

Zbigniew Preisner, ‘Fashion Show’: https://www.youtube.com/watch?v=E8oWMO7RA6c.

 

ART WORK

Poster alternativo de ‘Tres Colores: Rojo’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies