CINEBLOG.NET

 

No sólo de Bugs Bunny y el Pato Lucas vivía la Warner Bros., también nos regalaron algunos personajes ‘menores’ tan legendarios como las grandes estrellas del estudio. Entre estos encontramos iconos de la animación como Pepe LePew, Marvin Marciano, el Diablo de Tasmania o el Gallo Claudio (originalmente Foghorn Leghorn), el enorme y sureño gallo antropomórfico, liante y egoísta, que debutó en “Walky Talky Hawky” (dirigido por su co-creador: Robert McKimson, responsable de clásicos como “Daffy Duck Hunt”, 1949, “Hillbilly Hare”, 1950, o “Devil May Hare”, 1954). Y es que aunque el protagonista inicialmente era el decidido pequeño halcón Henery Hawk (que ya había protagonizado “The Squawkin’ Hawk”, 1942, de Chuck Jones), fue el jocoso gallo quien se metió al público en el bolsillo. Con un inicio que parodia los melodramas más sensacionalistas, “Walky Talky Hawky” se adentra pronto en un festival de violentos y tronchantes gags a tres bandas hilvanados con la picaresca cobarde del Gallo Claudio; desarrollando un discurso irónico y desternillante sobre la determinación genética. Su comicidad, ingenio y luminosa animación le valieron una nominación al Oscar (aunque perdió contra el prestigioso cartoon de Tom & Jerry “The Cat Concerto”).

Después de que su padre le explique que toda la familia son halcones cazadores de pollos, el polluelo Henery Hawk (como todos los personajes, interpretado vocalmente por el inmortal Mel Blanc) se propone lograr su primera captura. Como el pequeño no ha visto nunca un pollo, el siempre interesado Gallo Claudio lo convencerá de que el perro guardián de la granja (su némesis habitual) es uno; con lo que Henery hará lo posible para que se convierta en su merienda. Un argumento que parodia las ya de por sí paródicas persecuciones propias de los cartoons (de Tom & Jerry a Elmer & Bugs Bunny), haciendo que el cazador sea un tierno polluelo con aspecto inofensivo. Robert McKimson (que dirigió todos los cortos del Gallo Claudio) y el guionista Warren Foster (co-creador) darían un giro a esta misma trama en otra joya de la Warner: “The Foghorn Leghorn” (1948), donde el gallo intenta convencer al halcón de que si es un pollo.

 

– Para interesados en la picaresca del sur de los EE.UU..
– Imprescindible para acercarse a la obra de uno de los grandes olvidados de la animación americana.

PARA VERLO: http://www.b99.tv/video/walky-talky-hawky/

Puede consultar la lista completa en: # Los 100 mejores Cartoons de la historia

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies