CINEBLOG.NET

 

Basada en la novela de Rudyard Kipling, “Capitanes intrépidos” es una gran producción de la Metro Goldwyn Mayer que reunió a Victor Fleming (“Lo que el viento se llevó”, 1939, o “El Mago de Oz”, 1939), un director de primera que ya había demostrado su talento para el género de ‘aventuras-marítimas-con-niño’ en “La isla del tesoro” (1934); a Spencer Tracy, una de las grandes estrellas de la época, secundado por un inmejorable elenco (Lionel Barrymore, Melvyn Douglas, Mickey Rooney, John Carradine y el niño Freddie Bartholomew); y un irrepetible equipo técnico y artístico (desde el prestigioso compositor Franz Waxman hasta el director artístico, ganador de 11 Oscars, Cedric Gibbons). Todo al servicio de un relato de aprendizaje, madurez, superación de la infancia y pérdida de la inocencia, enmarcado en una emocionante aventura marítima.

Harvey Cheyne (Freddie Bartholomew) es un niño malcriado de 10 años, hijo de un magnate. Tras ser expulsado de la escuela, su padre decide llevarselo a un viaje de negocios a Europa. Pero un accidente hará que acabe con unos rudos pescadores.

La puesta en escena de Fleming se hace invisible bajo la fuerza del argumento y los personajes en una perfecta conjunción de momentos divertidos, dramáticos, entrañables, de acción y de tensión; dando protagonismo a la historia sin dejar de rebosar profesionalidad (y algunos toques de ingenio). Pero a pesar de su carácter de epopeya, “Capitanes intrépidos” también es un film en torno a valores humanos, a veces un tanto lacrimógeno pero sin duda una de las grandes películas para toda la familia de la historia del cine. Además “Capitanes intrépidos” también tiene valor documental, por su detallada recreación del duro y laborioso trabajo de las goletas de pescadores en alta mar. Spencer Tracy logró el primero de sus dos Oscars consecutivos (el segundo fue con “Forja de hombres”, 1938, de Norman Taurog), convirtiéndose en el primer actor en tener dos estatuillas. Sea verdad o no que ya no se hacen películas como esta lo cierto es que “Capitanes intrépidos” no defraudará a nadie.

 

– Para educar en valores atemporales y universales.

– Imprescindible para amantes de las grandes aventuras marítimas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies