CINEBLOG.NET

 

Condenada desde antes de su estreno a convertirse en una segundona dentro la extensa y magnífica filmografía de Martin Scorsese, lo cierto es que “La invención de Hugo” es una de las mejores películas de aventuras para toda la familia del siglo XXI; un prodigioso ejercicio técnico que aprovecha al máximo las posibilidades del 3D y que en ocasiones parece dejar de lado el argumento para erigirse en puro ejercicio estético. Y es que su argumento es un tanto previsible y estereotipado, aunque por suerte su historia de ‘niño-desamparado-que-descubre-que-es-mucho-más-de-lo-que-cree’ tiene esta vez el cine como trasfondo. Un guión del competente John Logan (“Gladiator”, 2000, de Ridley Scott, “Rango” de Gore Verbinski, 2011, o “Skyfall” de Sam Mendes, 2012) que hace del cine, sus orígenes y su magia, su razón de ser; recorriendo lugares, géneros, intenciones y personajes icónicos del Séptimo Arte.

En el París de los años 30, Hugo (Asa Butterfield) es un niño que, tras morir sus padres, comienza a vivir con su tío en las entrañas de una estación de ferrocarril. Su tío lo enseña a moverse por pasadizos para ir dando cuerda y manteniendo los relojes de la estación; y cuando este desaparece, Hugo comienza a hacerse cargo de este trabajo el solo.

Fantasía desbordante a base de autómatas, mitos del cine resucitados, efectos especiales primigenios, historias de amor e iniciación, aventuras trepidantes, perfección técnico-artística (el siempre espectacular Robert Richardson logró su tercer Oscar tras “JFK”, 1992, de Oliver Stone y “El aviador”, 2004, de Martin Scorsese) y virtuosismo cinematográfico en cada plano, encuadre o movimiento de cámara (como era de esperar) impulsan esta reinterpretación mágica del nacimiento del arte cinematográfico que se sirve de personajes reales (Django Reinhardt, Salvador Dalí o el propio Georges Méliès, auténtico protagonista del film) para confeccionar un universo luminoso e idealizado. Un tributo al cine que perdurará y se revalorizará con el tiempo, hasta situarse en el lugar que se merece; una gran manera de pasar dos horas.

 

– Para amantes de las grandes aventuras para toda la familia.

– Imprescindible para quien se pregunte como hacer metacine sin que apenas se note.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies