CINEBLOG.NET

 

La primera entrega de la trilogía gore (completada por “El delirante mundo de los Feebles”, 1989, y “Braindead”, 1992) que convirtió a Peter Jackson en el gran gurú del género es una divertidísima comedia para espectadores con estómago que aprovecha al máximo su ínfimo presupuesto dando al espectador sangre, sesos, acción, alienígenas y un argumento tan descacharrante como adecuado a las desenfadadas pretensiones del director neozelandes. Planteada originalmente como un cortometraje y rodada durante cuatro años (mayormente los fines de semana) con amigos y vecinos de Peter Jackson, este imaginativo festival de golpes, vísceras y latex (con un clímax final sorprendentemente delirante) se convirtió en una brutal obra de culto adorada por los aficionados a la comedia gore y el mejor ejemplo de como la serie Z puede llegar a trascender.

A un pequeño y desolado pueblo costero llegan cuatro miembros del AIDS (Astro Investigation and Defence Service) alertados de una posible invasión extraterrestre. Un recolector de caridad puerta a puerta también llega al pueblo, y es perseguido por un extraño y violento tipo con un martillo.

“Mal Gusto” se vertebra a través de ingeniosas situaciones (cuyo salvajismo se va incrementando conforme avanza el film) y personajes disparatados que dan coherencia a una trama de apocalipsis zombie que se transforma en una descabellada historia de invasión extraterrestre. Manteniendo la atención del espectador gracias a su ritmo incesante, su medida construcción y su generosa cantidad de desmembraciones, cerebros al aire y fluidos corporales. Jackson dirige, escribe, actúa, produce, se ocupa de la fotografía, el montaje, el maquillaje y los efectos especiales (coció las máscaras de látex de los extraterrestres en el horno de su madre). Y es que “Mal Gusto” es la demostración de las ganas, el empeño y el talento de un joven neozelandés (la estrenó con solo 26 años) que quería ser director de cine, y que acabó convirtiéndose en el más prestigioso realizador de cine fantástico del siglo XXI gracias a la trilogía de “El señor de los Anillos”).

 

– Para aficionados al terror de casquería con cachondeo.

– Imprescindible para conocer las raíces de Peter Jackson.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies