CINEBLOG.NET

 

Puede parecer que un thriller de acción, con un argumento tópico y más de dos horas de duración, remake de una irregular coproducción franco-italiana con actores estadounidenses (“Bala blindada”, 1987, de Élie Chouraqui), y que además es un vehículo de lucimiento de Denzel Washington, no puede merecer la pena. Pero lo cierto es que te mantiene entretenido hasta el final gracias a la pericia y saber cinematográfico del especialista en el género Tony Scott (con quien Denzel Washington trabajó en cinco más que dignos films en los que la acción se mezclaba con el drama bélico, “Marea Roja”, 1995; el thriller criminal, “Asalto al tren Pelham 1,2,3”, 2009; el cine de catástrofes, “Imparable”, 2010; y hasta la ciencia-ficción, “Dèja vu”, 2006) y a una magnética interpretación protagonista.

El film sigue la historia de un agente del gobierno (Denzel Washington) que acepta la propuesta de un amigo (Christopher Walken) de proteger a la hija (Dakota Fanning) de una familia amenazada en México D.F.

El guión de Brian Helgeland (ganador del Oscar por “L.A. Confidential” de Curtis Hanson, 1998), basado en una novela de A.J. Quinnell, desarrolla con pericia (y atractivos diálogos) el argumento típico de ‘tipo-duro-que-se-encariña-con-una-niña-y-cuando-esta-está-en-peligro-desata-su-furia’; y el director de “Top Gun” (1986) imprime al film, con su vibrante puesta en escena y sus tensos movimientos de cámara (Scott utiliza tanto la cámara lenta como los incesantes movimientos de cámara), un ritmo que tiene su acompañamiento perfecto en la presencia de Denzel Washington y el consabido contraste-química con la joven Dakota Fanning. Por lo demás: secundarios característicos a los que no hace falta presentar (Radha Mitchell, Giancarlo Giannini, Mickey Rourke, Rachel Ticotin o el cantante Marc Anthony) y un impecable trabajo técnico. “El fuego de la venganza” no es un film que profundice en la psicología de los personajes, ni en la situación sociopolítica de su controvertido entorno, pero es que lo que interesa a Scott y Helgeland es la adrenalina y el espectáculo.

 

– Para los que no quieran sorpresas ni deconstrucciones en un buen thriller de acción.

– Imprescindible para una buena sesión Scott-Washington.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies