CINEBLOG.NET

 

Último largometraje de Orson Welles (“Ciudadano Kane”, 1941, “Sed de mal”, 1958, o “Campanadas a medianoche”, 1965) como director, “Fraude” es la declaración de intenciones de uno de los grandes artistas del siglo XX; un cineasta que se hizo famoso con uno de ‘fraudes’ más icónicos del siglo (la transmisión radiofónica de “La Guerra de los Mundos”) y pasó a convertirse en uno de los autores más inclasificables, prestigiosos e insobornables de la historia del cine. Siempre interesado por la experimentación formal y narrativa, Welles no se limita a hacer un documental al uso, mezclando realidad y ficción; logrando una inteligente reflexión sobre el arte, la autoría y los ambiguos límites de la autenticidad, un retrato del fraude como obra de arte y una oda a la relatividad de la verdad.

La película contiene diversas líneas argumentales en las que nos presenta la historia del célebre falsificador de obras de arte Elmyr de Horys, de su biografo (Clifford Irving, autor también de una falsa autobiografía de Howard Hughes) o de la cineasta Oja Kodar (pareja de Welles), cuyo abuelo hizo supuestamente falsificaciones de Picasso.

Con la historia de Elmyr de Horys como excusa, Welles elabora un discurso complejo y profundo a base de reflexiones personales sobre el arte; dando su particular visión de algunos de los hitos artísticos de la modernidad y dejando bien claro lo que piensa de la visión más mercantilista de la expresión artística. Su enrevesada estructura y una serie de temas universales e intemporales (con una perspectiva filosófica, pero también lúdica, jugando con el espectador y entreteniéndolo), sirven para configurar esta especie de autoestudio del propio Welles (‘Si, soy un mentiroso’ dice en el film), auténtico protagonista. Además su esmerado montaje o la juguetona banda sonora del multioscarizado Michel Legrand dan agilidad a esta defensa del arte del engaño, de la magia y, en definitiva, del cine. Una pieza clave en la evolución del documental, género realista por excelencia, pero que Welles pone al servicio del artificio y la mentira.

 

– Para interesados en las reflexiones sobre el arte.

– Imprescindible para acercarse a la evolución del cine documental.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies