CINEBLOG.NET

 

David Puttnam (productor de “Carros de Fuego”, 1981) dio una oportunidad al entonces prometedor Bill Forsyth (“Gregory’s Girl”, 1980, o “Housekeeping”, 1987) para dirigir (y escribir) esta comedia dramática costumbrista con espíritu ecologista de impecable realización, una sencilla narración, fino sentido del humor, unos magníficos escenarios escoceses y una estupenda banda sonora de Mark Knopfler con influencias del folk de la zona. La excelente fotógrafía de Chris Menges (oscarizado después por sus colaboraciones con Roland Joffé: “Los gritos del silencio”, 1984, y “La misión”, 1986) se convierte en un personaje más junto a una serie de peculiares secundarios que se mueven con soltura por esta simpática fábula ligera que va del romance a la crítica social, pasando por el retrato costumbrista, con entrañables intenciones.

Mac (Peter Riegert) es enviado por una petrolera estadounidense a un pequeño pueblo de la costa escocesa para comprar tierras y construir una refinería. Pero el dueño de una de las playas del pueblo no se lo pone fácil, lo que hace que Mac se vaya sumergiendo cada vez más en la cultura local. Esto no gusta nada a su jefe (Burt Lancaster).

Una de las grandes virtudes de “Un tipo genial” es la sutileza y el humanismo que destilan la narración y los personajes de Forsyth; logrando un entrañable retablo de la costa rural escocesa, alejado del glamour y el espectáculo grandilocuente de las producciones hollywoodienses. Y es que Forsyth, agudo pero modesto, consigue que el suceso más cotidiano parezca impregnado de cierta magia, de cierta cualidad extraordinaria. “Un tipo genial” es una pequeña joya escondida, por descubrir, dentro del panorama cinematográfico de los 80; una pieza tan sólida como inteligente, tranquila, divertida, ingeniosa y hasta emocionante, que se asimila fácilmente pero tarda mucho en desaparecer de tu memoria. El salario de Burt Lancaster (dos millones de dólares) supuso casi un tercio del presupuesto de la película, aunque su participación le dio facilidades a la hora de conseguir financiación, además de un impulso en la taquilla.

 

– Para los que gusten de recuperar joyas olvidadas de la comedia ligera inteligente.

– Imprescindible para turistas cinematográficos adultos.

 

RODAJE

Bill Forsyth (a la derecha) con Denis Lawson & Peter Riegert en el set de “Un tipo genial”.

 

BANDA SONORA

Mark Knopfler, ‘Going Home. Theme from the Local Hero’: https://www.youtube.com/watch?v=CagybSu2lNo.

 

ARTWORK

Poster francés de ‘Un tipo genial’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies