CINEBLOG.NET

 

El poco ortodoxo novelista y director inglés Terence Davies comenzó su carrera cinematográfica con el ambicioso proyecto de confeccionar una trilogía autobiográfica (“The Terence Davies Trilogy”, 1983, compuesta por tres cortos que había rodado desde 1976; “Voces Distantes”, 1988, y “El largo día acaba”, 1992) en torno a la persistencia de la memoria y la influencia de esta en las emociones. Davies, intercalando momentos trágicos con algunas alegrías, confecciona un drama familiar muy personal (como cabría esperar de un argumento que remite a sus recuerdos de infancia) en el que despliega particular estilo estético a base de cuidados encuadres en los que prima la simetría, un ritmo pausado y melancólico y una estructura que narrativa que imita la forma de una sinfonía (y es que la música es tremendamente importante en “Voces distantes”, desde Johnny Mercer o Ella Fitzgerald hasta canciones populares inglesas).

El film está dividido en dos partes muy diferenciadas (rodadas en dos años consecutivos) y comienza con la muerte del padre de una familia de clase obrera (genial Pete Postlethwaite); en su funeral su familia comienza a recordar: la primera parte está ambientada en el Liverpool de los años 40 y muestra como la familia vive bajo los desvaríos del patriarca, entre canciones, pubs y palizas; la segunda parte (algo más floja), ambientada en los 50 y 60, los hijos tiene sus propios vástagos.

El peculiar magnetismo del film proviene de ese contraste entre cierta nostalgia poética envuelta en melodías familiares (como esa versión a la harmónica del tema principal de “Candilejas”, 1952, de Charles Chaplin) y de la violencia y brutalidad de ese autoritario padre alrededor del cual nace el relato en forma de flashbacks. Bello, sensible y melómano drama que puede resultar un tanto frío (creo que Davies intenta decir que el pasado pasado está y no cabe sobre el más que el recuerdo, sin emociones exacerbadas), pero que, con menos de hora y media (lo que es de agradecer), se ha erigido como una de las obras fundamentales del cine moderno británico. Para los que gusten de mirar la vista atrás con una cerveza en la mano. Imprescindible para buscadores de clásicos del cine de autor moderno.

 

– Para los que gusten de mirar la vista atrás con una cerveza en la mano.

– Imprescindible para buscadores de clásicos del cine de autor moderno.

 

RODAJE

Terence Davis dando indicaciones a Freda Dowie en el set de “Voces distantes”.

 

BANDA SONORA

Freda Dowie, ‘I Get The Blues When It Rains’: https://www.youtube.com/watch?v=TIK7ngiUcKM.

 

FOTOGRAMA

Fotograma de ‘Voces distantes’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies