CINEBLOG.NET

 

Rodada entre la conclusiva “Regreso al futuro III” (1990) y el enorme éxito que supuso “Forrest Gump” (1994); “La muerte os sienta tan bien” confirmaba el carácter lúdico, irónico y nostálgico del alumno aventajado de Steven Spielberg, además de su amor por el cine de género. Como en “¿Quién engañó a Roger Rabbit?” (1988) o “Regreso al futuro II” (1989), esta nueva incursión de Robert Zemeckis en el cine fantástico también supuso un paso adelante en cuestión de efectos especiales (la ILM de George Lucas logró el Oscar en esta categoría), demostrando el enorme interés del director por integrar a la perfección los apartados técnicos, artísticos y narrativos. El anhelado ‘elixir de la eterna juventud’ es el ‘leit.motiv’ de esta comedia fantástica que utiliza recursos del cine de terror para confeccionar una atmósfera oscura y satírica; que critica a la artificialidad y el culto al cuerpo de la sociedad moderna, donde la cirugía plástica y los tratamientos de belleza prometen una felicidad tan vacía como imposible de lograr.

A finales de los 70, Ernest (Bruce Willis), un cirujano plástico, abandona a su prometida Helen (Goldie Hawn) por la manipuladora actriz Madeline Ashton (Meryl Streep). Pero años después Helen reaparece para exigir lo que considera suyo.

A pesar de que tal vez esté demasiado condicionada por sus llamativos efectos especiales, que parecen mermar la complejidad y profundidad de su argumento, los guionistas Martin Donovan (“Apartment Zero”, 1988) y David Koepp (“Parque Jurásico”, 1993) mezclan con profesionalidad el humor ácido en torno a la superficialidad de las clases acomodadas, la alienación del hastiado hombre moderno, un original relato de muertos vivientes y la fantasía más inquietante. Y es que “La muerte os sienta tan bien”, apoyándose en un heterogéneo y estelar trío protagonista (una prestigiosa actriz de carácter, un héroe de acción y la reina bufona de la comedia), profundiza en la mitología del ‘star system’ hollywoodiense, proponiendo un submundo oculto donde las grandes estrellas merecen verdaderamente el calificativo de inmortales.

 

– Para aficionados a la comedia fantástica de terror.

– Imprescindible para interesados en la historia de los efectos especiales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies