CINEBLOG.NET

 

“Los elegidos” es uno de esos films que, a pesar de ser un fracaso de crítica y público en el momento de su estreno, se ha ido forjando un estatus de cine de culto gracias al ‘boca a boca’ y a su violenta y entretenida trama construida en torno al eco del cine tarantiniano de los 90. Cine de acción criminal, espectacular y vibrante (aunque puede adolecer de cierto vacío conceptual) y con una estética que mezcla lo celta, lo suburbial, lo religioso y los variados y resultones recursos narrativos de los thrillers de Quentin Tarantino o Guy Ritchie (aunque con un tono menos pop y más siniestro). Entretenimiento puro y duro, con llamativas escenas de acción, una ecléptica banda sonora (de Bach o Puccini a la música techno o el heavy metal) y unos excelentes secundarios (inolvidables Willem Dafoe como policía gay aficionado a la música clásica y Billy Connolly como el patriarca de los McManus).

Los hermanos Connor (el joven Indiana Jones Sean Patrick Flanery) y Murphy McManus (Norman Reedus), son dos jóvenes de Boston que un día se enfrentan a unos mafiosos rusos y terminan matándolos. Esto los convertirá en unas celebridades en su barrio.

Prototipo modélico de lo que antaño se llamó cine de videoclub, con su explotación de fórmulas de éxito y su máxima de ‘dar al público lo que quiere’, “Los elegidos” es violenta, cruelmente lírica, exhibicionista y desacomplejada; un ocioso estudio cinematográfico del concepto de anti-héroe, armado con acción, drama, suspense y también humor. El film de Troy Duffy no es una obra maestra, ni tan siquiera es una película redonda; puede que su argumento cojee y sus personajes resulten un tanto estereotipados e histriónicos pero tiene algo (entre el morbo y la adrenalina) que hace que resulte difícil de olvidar. Una de esas sorpresas cinematográficas que la gente suele descubrir por si misma y no por una omnipresente campaña de marketing, lo que intensifica el culto que sus defensores le profesan. El propio Troy Duffy (director y guionista) rodó una secuela pasable pero inferior: “Los elegidos: The Boondock Saints II” (2009).

 

– Para los amantes del cine de acción que no necesiten que un crítico les diga qué es bueno.

– Imprescindible para reconciliarse con la serie B.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies