CINEBLOG.NET

 

Forjado como dramaturgo y guionista, Preston Sturges fue uno de los grandes renovadores de la comedia durante los años 40 gracias a su agudo (y a menudo crítico) sentido del humor y un afán por experimentar con las enquilosadas estructuras narrativas y las convenciones del género. Buena prueba de esto son obras maestras como “Las tres noches de Eva” (1941), “Los viajes de Sullivan” (1942) o “Un marido rico”, en la que Sturges se atreve a arrancar con unos títulos de crédito insólitos (que enlazan con el final), desarrolla una historia de ‘screwball comedy’ tan ácida como moderna y vuelve a poner al frente de la función a una mujer con carácter rodeada de hombres un tanto anodinos. “Un marido rico” es una despiadada, y muy divertida, reflexión en torno al capitalismo y como el dinero encauza las vidas de una serie de personajes premeditadamente caricaturescos (ensalzados por la alegre banda sonora de Victor Young).

El matrimonio formado por Tom (Joel McCrea) y Gerry Jeffers (Claudette Colbert) no consigue llegar a fin de mes. Tom es un arquitecto con talento que tiene un proyecto (bastante descabellado) para el que necesita una gran inversión. Pero a Gerry se le ocurre una idea: se divorcirá para casarse con un millonario y así conseguir el dinero que su marido necesita.

Preston Sturges despotrica, sin perder nunca la elegancia y la compostura, contra el matrimonio, el dinero y la sociedad; apoyándose en una excelente Claudette Colbert (que ya había demostrado su ‘vis cómica’ en “Sucedió una noche”, 1934, de Frank Capra) y un divertido elenco de secundarios, empezando por ese viejo ‘rey de las salchichas’ del comienzo del film. Puro cine de autor en el que Preston Sturges demuestra sus aspiraciones conceptuales, estéticas, narrativas, humorísticas (tocando diversos palos de la comedia), cinematográficas y sociales; amén de unos diálogos tan agudos como trepidantes que esquivan con inteligencia y descaro los límites que en la época imponía el Código Hays (con cuyos censores tuvo diversos problemas debido al tratamiento de Sturges del sexo y las relaciones matrimoniales).

 

– Para amantes de la mejor comedia clásica de enredo.

– Imprescindible para asomarse a la sociedad y la moral de hace ya más de 70 años.

 

RODAJE

Preston Sturges (en medio) junto al reparto de “Un marido rico”.

 

FOTOGRAMA

Fotograma de ‘Un marido rico’

 

ARTWORK

Publicidad de ‘Un marido rico’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies