CINEBLOG.NET

 

Pocas veces tan escaso (y profundamente radical) metraje ha marcado tanto la historia del cine. 17 minutos rodados en 15 días y 25.000 pesetas de presupuesto sirvieron para que dos de los pilares del arte surrealista (Salvador Dalí en la pintura y Luis Buñuel en el cine, con casi 50 años de carrera) construyesen este enfermizo, poético e influyente film. “Un perro andaluz” fue el debut de Luis Buñuel (“Los olvidados”, 1950, o “El ángel exterminador”, 1962) como director y en ella ya se encuentran las constantes estéticas y conceptuales de su cine posterior (religión, sexo, animales, educación, autoritarismo, …). Pero también supuso el verdadero inicio de la carrera del celebérrimo Salvador Dalí (aunque su primer cuadro surrealista data de 1927), del que también podemos encontrar numerosos elementos visuales.

Desde el título hasta la narración fragmentada, sin sentido y onírica, desprenden surrealismo, ideas que nos pasan ante los ojos convertidas en otras cosas y sueños recurrentes que sirven de gérmen a conceptos universales. “Un perro andaluz” es pura poesía surrealista puesta en imágenes en movimiento, donde cada uno de los detalles visuales y narrativos tienen un sentido, pero innumerables significados.

Algunas de sus secuencias se han convertido en auténticos iconos del cine: esa mano de la que brotan hormigas o la impactante secuencia inicial del ojo y la navaja (que buscaba poner al espectador en situación para lo que iba a presenciar). Armándose con la fuerza, agresividad, lirismo y extrañeza de sus imágenes, Buñuel derriba los cimientos de la moral establecida; logrando una oda a la irracionalidad, a la asociación aleatoria de ideas, aunque no quepan las interpretaciones correctas (o al menos eso proclamaban sus creadores); esto no quita que también sea la plasmación del subconciente/consciente de dos de los más prestigiosos artistas del siglo XX, sus intereses, sus gustos pictóricos, sus ideas, sus miedos, sus aspiraciones y sus propias vidas. Buñuel y Dalí volvería a colaborar en la más ambiciosa “La edad de oro” (1930).

 

– Para seguidores de las vanguardias del siglo XX.

– Imprescindible para los amantes de la libre asociación de ideas.

 

RODAJE

Luis Buñuel & Salvador Dalí en los años de “Un perro andaluz”.

 

FOTOGRAMA

Fotograma de ‘Un perro andaluz’.

 

ARTWORK

Wieslaw Walkusk – Poster polaco de ‘Un perro andaluz’

 

FRASES DE CINE

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies