CINEBLOG.NET

 

Tras una divertida e inteligente parodia del cine de acción (“Arma Fatal”, 2007), el realizador británico Edgar Wright cerró su ‘Trilogía del Cornetto’ tal y como la había empezado (con “Zombies Party”, 2004); con una entretenida mezcla de vibrante e imaginativa ciencia-ficción, comedia generacional y cierto dramatismo en torno a las dificultades de ‘ingresar’ en la edad adulta. “Bienvenidos al fin del mundo” comienza como una típica comedia dramática de reencuentro, narrada con la agilidad y el virtuosismo visual propio de Wright (demostrado en virguerías como “Scott Pilgrim contra el mundo”, 2010, o “Baby Driver”, 2017), un tanto amarga y cargada de secretos. Pero en un sorprendente (o no tanto) giro argumental, se transforma en una frenética revisitación del subgénero de ‘extraterrestres ladrones de cuerpos’ (con films como “Las mujeres de Stepford”, 1975, “La invasión de los ultracuerpos”, 1978, o “La cosa”, 1982, como referencias claras).

Gary King (Simon Pegg) y sus amigos intentaron hacer una ruta etílica por doce pubs, pero no lograron terminar. 20 años después, Gary intenta reunir otra vez a los chicos y volver a su pueblo para completar con éxito la ruta; aunque sus vidas han cambiado.

“Bienvenidos al fin del mundo” trata de cómo nos aferramos al pasado para no tener que enfrentarnos al presente, pero aderezada con litros de alcohol y azulado fluido alienígena, humor, intriga, paranoia y hasta artes marciales. Los personajes son creíbles y están suficientemente definidos como para elevar la categoría de este recital de de referencias a la cultura popular; construido a base de escenarios carismáticamente británicos (esos pubs que tanto juego han dado en el cine), elaboradas escenas de acción, nostálgicos gags frikis y una banda sonora cargada de clásicos noventeros del rock alternativo británico (Primal Scream, Happy Mondays, Blur, The Stone Roses, James, …). Aunque su desarrollo (y su final) no es tan sólido como en las otras entregas de la trilogía, “Bienvenidos al fin del mundo” tanta personalidad y buenas ideas como para que el interés no decaiga.

 

– Para hacer una sesión de la ‘Three Flavour Cornetto Trilogy’.

– Imprescindible para buscadores de cine de género tremendamente entretenido, pero que no te toma por tonto.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies