CINEBLOG.NET

 

Aunque no tan reconocido como otros compañeros de generación (la primera curtida en los platós televisivos), Martin Ritt fue uno de esos sólidos artesanos que se movía igual de bien en el drama sureño (“El largo y cálido verano”, 1958, o “Hud”, 1963), el thriller (“El espía que surgió del frío”, 1965) o abordando temáticas sociales como el racismo (“Sounder”, 1973), la persecución comunista (“La tapadera”, 1976) o la lucha obrera. Basado en la historia real de Crystal Lee Sutton, despedida en 1973 de una fábrica textil por insubordinación tras difundir un escrito de la empresa en contra de los sindicatos, “Norma Rae” es un emocionante drama social donde Ritt evita caer en lo meramente panfletario (no hay que olvidar que en última instancia nace en el seno de Hollywood), desarrollando los personajes y fijándose en los distintos pormenores de la conciencia de clase (más allá de divisiones raciales o sexuales) y la reivindicación laboral.

La vida de Norma Rae (Sally Field) cambia cuando conoce a Ruben Warshosky (Ron Leibman), un sindicalista neoyorquino que va a su fábrica, en un pequeño pueblo de Texas, a intentar mejorar las condiciones de trabajo.

Pero además de su condición de crítica social, “Norma Rae” también es una historia de rebeldía, de como un entorno anodino y castrante no puede, ni debe, acallar las voces reivindicativas. Utilizando el punto de vista femenino como mediador, el guión de Irving Ravetch y Harriet Frank Jr. (“Con él llegó el escándalo”, 1960, de Vincente Minnelli) nos cuenta una historia de crecimiento personal y toma de conciencia de las injusticias sociales. Así, “Norma Rae” se mueve igual de bien entre el retrato psicológico (impulsado por unas estupendas interpretaciones) y la descripción precisa del ambiente industrial; recorriendo las condiciones familiares y sentimentales de la protagonista y acercándose a un tumultuoso periodo de la historia reciente que quiso verse como los últimos coletazos de la lucha sindical. La melancólica canción (oscarizada), con aires de balada country, ‘It Goes Like It Goes’, compuesta por David Shire.

 

– Para interesados en el cine social en el seno de Hollywood.

– Imprescindible para cualquier ciclo de cine y sindicalismo.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies